8 de octubre de 2010

A LA CONQUISTA DEL MUNDO

¿Quien dijo que éste blog no lo lee nadie?
Miren los resultados que arrojaron las estadísticas de la primera semana de existencia de éste blog.
Lógicamente la mayoría de las visitas provinieron de Argentina, algún yanki, algún chileno y algún español. Pero lo que realmente no me explico es como alguien de Macao pudo caer en ésta página.
Un blog internacional.
Primero y principal debo reconocer que no tengo ni puta idea de donde queda Macao así que vamos a aprovechar para conocer un poco mas de éste lugar y de paso le hacemos honores al ilustre visitante que paso por ésta página (seguramente por casualidad).
Pues bien, Macao, que en chino se escribe 澳門 (no me pregunten como se pronuncia), es una pequeña región situada en la República Popular de China pero con una historia muy particular que ya veremos. Tiene sólo 500.000 habitantes (chinos más, chinos menos) desparramados en una superficie de 29 km. cuadrados lo que genera una densidad de población de 17.310 habitantes por kilómetro cuadrado. Para que se hagan una idea de lo apretados que viven los macaenses (o macaleños, o macaleros, o macacos) notese que en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires posee una superficie total de 202 kilómetros cuadrados y una densidad (al menos hasta el próximo censo) de 14.826 habitantes por kilómetro cuadrado. A pesar de ello, seguramente el tránsito y particularmente el transporte público de pasajeros debe ser mucho más ordenado en esa región asiática que en el Once.

Como se puede apreciar en el mapa Macao es poco mas que un puerto

Su historia es muy particular y tiene algunas semejanzas con lo ocurrido con Hong Kong y los Británicos.
En el año 1557 llegaron los portugueses y coparon la parada fundando un asentamiento. Si bien el Reino de Portugal era pequeño, fue creciendo a base de su poderío naval (llegó a dominar el territorio de lo que hoy llamamos Brasil y algunos países en Africa) hasta conformar un verdadero imperio por lo que no le resultó difícil hacer pata ancha en China, básicamente por la riqueza y progreso del cual hacían gala: los portugueses conocían los adelantos tecnológicos propios de occidente como el tenedor y la cuchara, mientras que los chinos atrasados todavía comían con palitos.
No obstante, como para mantener contentos a los chinos y que no se les vayan al humo, porque a pesar de todo éstos poseían un inmenso territorio y población, los portugueses le pagaban un tributo en concepto de “alquiler”, el cual resultaba una migaja en comparación con las grandes sumas que les dejaba el puerto de Macao, aunque luego perdió protagonismo cuando los ingleses hicieron algo parecido en Hong- Kong (los piratas británicos nunca dan puntada sin hilo.).

Te tomas un bondi y estas en China.

La situación se mantuvo mas o menos así hasta que el imperio portugués entro en una grave crisis a partir del desastre de Alcazarquivir (batalla que tuvo lugar en Marruecos y en la cual Portugal perdió a su rey), a lo que siguió un siglo de deterioro progresivo hasta la frutilla del postre que significó el terrible terremoto del año 1775.
En consecuencia fue necesaria una política de recorte y ajuste (¿donde escuché eso antes?), por lo que, entre otras medidas, Portugal decidió en 1844 (porque sí, porque son heavys y jodidos) dejar de pagar el tributo a China y declarar a Macao como una provincia portuguesa y ya que estaban le anexaron un par de islitas que estaban por ahí.


Pero en la actualidad la mano cambió radicalmente. Hace rato que Portugal no es lo que era mientras que China es una potencia mundial, con proyección a futuro de ser LA potencia mundial. De allí que los británicos se vieron medio obligados a devolver Hong Kong y los portugueses debieron hacer lo propio con Macao.
Lo mas insólito de todo ésto es que, en ambos casos, se acordó el mantenimiento de la política capitalista al menos por cincuenta años lo cual choca con la China socialista. Es raro ver a un país con dos sistemas políticos distintos en su territorio.

La famosa torre del Interama de Macao, con confiteria giratoria y todo.

Bueno, esa es en pocas líneas la historia de Macao, en honor al macaense (o macaleñs, o macalero, o macaco), primer asiático que visitó este blog.
Próximamente me lanzaré a la conquista de Africa.

Gracias.

2 comentarios:

Catarsis dijo...

SE AGRANDÓ CHACARITAAA!!!
Pa cuando un posteo sobre Sealand? mira.. http://actualcurioso.blogspot.com/2009/07/sealand-el-pais-mas-pequeno-del-mundo.html
jajaja me hace acordar a waterworld!

q grande el macaco!

Nonito Sabebien dijo...

Okidoki!!!
Sale una nota por encargo para Doña Cata!!!
jajaajaja