3 de noviembre de 2010

UN PLAYMOBIL SUBVERSIVO.



Uno de los pocos juguetes de antaño que esta dando buena batalla por sobrevivir frente a los juegos de video, computadoras y demás entretenimientos modernos, es sin duda el Playmobil, aquélla colección de muñequitos de origen alemán.
Tal vez sea porque es uno de los pocos juguetes, al menos de los que quedan, que incentivan la imaginación de los niños. Si los miran bien verán que son muñecos algo rígidos, con pocas articulaciones y que a simple vista no parecen llamar mucho la atención.
Posiblemente su éxito radique precisamente allí, en la simpleza de sus formas, lo que le da libertad al niño de crear un mundo alrededor de él, jugar durante horas y no aburrirse nunca. Además los muñequitos siempre están sonriendo aún aquellos que representan una situación poco feliz como un herido o una batalla.
Cuando era chico yo tenía un set de playmobil en el que los muñequitos eras esquiadores, el cual fue por muchos años mi juguete favorito.



Pero recientemente se ha presentado una situación por demás curiosa puesto que ha salido una nueva colección de dicho juguete ambientada en la época medieval en la cual los muñequitos y accesorios han generado un gran alboroto el Bélgica.

¿Por que tanto lío?

Entre las regiones en las que se divide Bélgica las dos principales son la Región de Flandes integrada por la comunidad Flamenca cuyo idioma es el neerlandes y la región de Valonia integrada por la comunidad de los valones, en la que se habla francés, idioma tradicional de la nobleza y la burguesía. La primera surge como más prospera.
Esta distinción cultural ha generado desde siempre conflictos políticos y culturales entre las dos regiones, con recurrentes planteos de autonomía por parte de la Región de Flandes que se fueron acrecentando luego de la segunda guerra mundial, sumado a una notable crisis de identidad. Bélgica es actualmente un país partido en dos.


Si Bélgica aún no se ha quebrado es básicamente porque ninguna de las partes quiere renunciar a Bruselas, única región bilingüe y capital del país.En este cuadro de situación emerge la figura de un tal Bart de Weber, quien se ha erigido como la figura mas representativa de las pretensiones emancipadoras de Flandes y que por supuesto es odiado y temido por los valones.

Volviendo al tema de ésta nueva colección de playmobil, el despiole se armó porque, aquél León de Flandes cuya imagen aparece en los muñequitos y accesorios, no es la versión “federal” aceptada constitucionalmente y que puede verse en el escudo de Bélgica, sino que por el contrario, se asemeja más a la versión separatista que representa a los flamencos que pugnan por su emancipación. La diferencia radica en que, en éste último caso, el león no escupe fuego.



¿Quien hubiera pensado que un juguete tan inocente como el playmobil se iba a ver envuelto en una disputa ideológica y política de un país fracturado?
Desde la empresa fabricante se apuraron en aclarar que fue involuntario y que no buscaron herir susceptibilidades.
Me imagino una nueva colección de playmobil con muñequitos representando una protesta y llevando banderitas con la leyenda “Flandes o muerte”, “hasta la victoria Flandes” o “valon no tenes aguante” o la representación de una batalla entre las dos facciones en pleno centro de una bombardeada Bruselas.

Por supuesto, siempre manteniendo una carita feliz.

6 comentarios:

Hernan dijo...

yo todavia tengo en mi casa, un juego de playmobil que viene el jeep con un carrito que lleba 2 motocross. y varios muñequitos sueltos.

igual taaanto drama por un muñeco, o sea en que cambia eso politicamente hablando? mmmm no lo se!

yo quiero que hagan uno de protesta en plaza de mayo re primidos por la federal (mas velico que eso) y otro con una casa rosada y critina en el balcon jajajajaja!

Hernan dijo...

Lease *Belico, del cual tengo mis dudas (¿?)

Nonito Sabebien dijo...

En principio no parecería ser tan grave. No creo que los fabricantes de Playmobil lo hicieran a proposito.
Pero vos pensa que es un tema delicado para un país que esta a punto de partirse en dos.

andres casciani dijo...

jajajjajaj bueno, tomaron partido los playmobil... Muy interesante la nota!

Nonito Sabebien dijo...

Si Andres. Dentro de poco veremos una colección de playmobil con Demócratas y Republicanos.
jajaja

Gracias por pasar.

Piedra dijo...

Es de los pocos juguetes que recuerdo de mi infancia.

Desde luego, cualquier excusa es buena cuando uno quiere pelearse con alguien.