9 de marzo de 2011

KISS THE CHEF

Benoit Piet, un francés de 42 años, confensó ante un Tribunal en Francia que es el asesino de su mujer -de la cual se había separado meses atrás- y que, para deshacerse del cuerpo, realizó un asadito con el cadáver para sus siete hijos.

La historia comenzó en el año 2006 cuando se perdió todo rastro de Adeleine, esposa de Benoit Piet y madre de siete hijos. Su marido aseguró en aquélla oportunidad que la nombrada se había marchado por propia voluntad ya que por aquél tiempo estaban en trámites de separación. Incluso Piet sostenía la tesis de un suicidio aunque la Policía nunca le creyó.

Por eso es que las autoridades policiales continuaron con la investigación hasta que en 2008 Piet cambió su declaración sosteniendo que "dos extraños" habían acabado con la vida de su mujer. La policía tampoco le creyó en ésta oportunidad por lo que continuaron con la pesquisa.

Finalmente Piet decidió contar la verdad: "Maté a mi jermu de un mamporro porque me hinchaba las tarlipes y en mayo de 2008, después de dejar estacionar la carne por unos meses, decidí desenterrar del jardín el cadáver y cocinar los restos en un asadito para mis pibes junto con unos choris y unas provoletas", puntualizó Piet en perfecto francés y sin que se le mueva un pelo.

Su hijos, que a partir de saber la verdad se hicieron vegetarianos, estuvieron presentes en el juicio seguido a su padre momento en el que éste les dijo: "prometo decir siempre la verdad. Un tribunal es un buen momento de hacerlo después de tantas mentiras".



3 comentarios:

RELATO DEL PRESENTE dijo...

Armar el cuerpo del delito, va a ser una cagada.

choripanboy dijo...

Leo y siento un cierto tufillo en su post pués dada la maceración de la carne,lo lógico es que tendría que haber hecho un flor de escabeche...

Nonito Sabebien dijo...

Pobres los hijos.
Debe ser terrible perder a la madre, pero mucho peor es enterarse que te la comiste.