31 de marzo de 2011

Kseniya Simonova

Las cosas que hace esta piba son increibles!!!
Es una joven artista ucraniana que hace unas animaciones sorprendentes con arena y a una velocidad impresionante.
Comenzó a hacerse famosa luego de participar en un programa similar a "Talento Argentino" pero en Ucrania ganando el concurso con una serie de animaciones sobre la segunda guerra mundial.






Mas de su increible trabajo.




28 de marzo de 2011

DESTROZA SU LAMBORGHINI PORQUE NO LO ATENDIERON EN LA CONCESIONARIA

Harto de las averías y de la falta de soluciones en el concesionario, el dueño de un lujoso Lamborghini Gallardo, valorado en unos 159.000 euros, contrató a un equipo de operarios para que lo destruyeran a la vista de todos.

El empresario contrató a una cuadrilla de obreros que, armados con mazas, palos, picos y martillos, destruyó completamente el vehículo frente al concesionario donde lo compró, en la ciudad china de Shanghai.

El Lamborghini Gallardo, que tiene un motor V10 de 5.2 litros que genera 562 caballos de potencia, empezó a tener problemas mecánicos desde que su dueño lo recibió en octubre pasado. Según su relato, lo llevó al concesionario un mes después pero los técnicos no sólo no consiguieron arreglárselo, sino que le dieron algún que otro golpe y le dañaron el chasis.

A partir de ese momento, comenzó una serie de discusiones y peticiones con los representantes de lamborghini en China, pero sin encontrar ninguna solución.
Harto de esperar y de protestar, decidió destruirlo a la vista de todos. Es de suponer que el dueño, del que no se ha facilitado su identidad, tendrá dinero suficiente para reemplazar el vehículo por otro. De una marca diferente, se entiende.


Antes...


Después...

...y yo que pensaba comprarme uno.
Mejor me quedo con mi Renolito 18.


Fuente

21 de marzo de 2011

LA ENERGÍA NUCLEAR, OTRA VEZ A DEBATE.

Continuando con la entrada FUKUSHIMA I Y LAS DISTINTAS POSTURAS SOBRE LA ENERGÍA NUCLEAR me pareció interesante esta nota publicada por le diario La Nación el pasado 19 de marzo de 2011 a propósito de los distintos argumentos a favor y en contra del uso de la energía nuclear.



El incidente nuclear que hoy vive Japón a raíz del terremoto de 9 grados en la escala Richter y el posterior tsunami que dañó la central Fukushima I suscitó un debate acalorado en los medios y en la sociedad acerca del creciente uso de la energía atómica para abastecer al hombre.

Juan Carlos Villalonga, director de campaña de Greenpeace Argentina y el experto en seguridad energética Alberto Echegaray Guevara, participaron de un diálogo en vivo por Internet convocado por lanacion.com , en el que dejaron sus ideas respecto al uso de esta tecnología, del incidente de Japón y de la utilización de la energía nuclear en la Argentina.

"La energía nuclear conlleva un riesgo intrínseco e inevitable para la salud humana. Es el reflejo de un optimismo tecnológico de otra época, con la instalación de plantas desarrolladas y diseñadas en la década del 60 e inauguradas en la década del 70", afirmó Villalonga. Y agregó: "Nosotros nos planteamos si es posible desarrollar un escenario energético creíble que permita responder al desafío del cambio climático y que elimine el uso de la energía nuclear. Es perfectamente posible llegar a ese escenario a través de la de la energía solar, eólica, geotérmica, aeromotriz, hídrica y de biomasa para 2050, en Japón y en varios países nucleares".

En contraposición, Echegaray indicó: "El mundo no puede vivir hoy sin energía nuclear". "Hay un tema de costos y de falta de eficiencia en la energía alternativa. Hoy, la nuclear es sumamente eficiente, a pesar de estos inconvenientes. Para obtener la energía de una central nuclear, es decir, 580 millones de vatios, se necesitarían 2.400.000 paneles para suplirla, es decir, un tercio de la superficie de la provincia de Buenos Aires", afirmó Echegaray, que obtuvo una licenciatura en seguridad energética en la Universidad de Harvard, Estados Unidos.

El directivo de Greenpeace resaltó que los residuos nucleares son unos de los peores contaminantes del mundo ya que deben ser preservados de por vida y son altamente radiactivos.

Echegaray resaltó que la planta nuclear Fukushima I resistió un sismo de 9 grados, luego 200 réplicas, dos terremotos de más de 6 grados y, finalmente, un tsunami.

"El lanzamiento de agua desde helicópteros no sirve. Los expertos en seguridad debería lanzar a los reactores 3 y 4, que están realmente comprometidos, bolsas de arena desde helicópteros, para luego montar una pared de hormigón o concreto y así tapar la radiación", recalcó Echegaray.

Al finalizar el debate, Villalonga alertó que en la Argentina se está relanzando el plan nuclear, con la puesta en funcionamiento de la central Atucha II y el enriquecimiento de uranio en Pilcaniyeu, Río Negro, sin que haya una discusión seria sobre los riesgos que conlleva. Y recordó que la Argentina tiene una ley por la cual deberá abastecerse un 8% de energía renovable para 2016.

Victor Ingrassia

LA NACION

16 de marzo de 2011

FUKUSHIMA I Y LAS DISTINTAS POSTURAS SOBRE LA ENERGÍA NUCLEAR.

El 2 de diciembre de 1942 Enrico Fermi, físico italiano emigrado a los Estados Unidos y premio nobel de física en 1938 por su trabajo sobre los procesos naturales, provocó en un sótano de Chicago la primera reacción en cadena según el método de fisión nuclear, dando inicio a la Era Atómica. Luego trabajaría en el proyecto de la bomba atómica en Los Alamos bajo la dirección de Oppenheimer.

De allí hasta el día de hoy, mucha agua pasó por debajo del puente.
La actual situación que vive Japón como consecuencia de uno de los peores terremotos de su historia, seguido de un devastador tsunami (de lo cual se hablo acá y acá), reavivó el debate sobre la energía nuclear. Ello toda vez que, como consecuencia del mentado desastre geológico, la central japonesa “Fukushima I” sufrió deterioros en la estructura de sus cuatro reactores exponiendo a la ya sufrida población a un posible desastre nuclear, según están informando los distintos medios periodísticos, por lo que podríamos estar ante uno de los peores episodios en la materia.


Aquí se buscará reflejar, sin muchas pretensiones y con la mayor prudencia posible, tanto las posturas a favor como en contra del empleo de éste tipo de energía para tratar de comprender mejor que es lo que se discute cuando se la defiende o se la ataca, como así también sus pros y contras.
En primer lugar a modo de introducción a la cuestión, resulta conveniente comprender bien de que  estamos hablando, para lo cual en el siguiente video, lo suficientemente claro y breve, se nos explica básicamente como opera un reactor nuclear, como produce energía y cuales son los desechos generados.

Pasando en limpio, la electricidad se genera cuando bobinas de alambre rotan en un campo magnético. Al hacer girar las bobinas en el campo se crea una fuerza electromotriz que se mide en voltios, que fuerza los electrones a lo largo del alambre para crear una corriente que se obtiene de turbinas accionadas. En las estaciones generadoras la fuerza necesaria para hacer girar las bobinas proviene de turbinas accionadas por vapor a alta presión el cual a su vez es creado como consecuencia del calor generado por la combustión de petróleo, gas o carbón o por medio de la fisión de materiales radiactivos como el uranio (ese último es el caso que nos ocupa).
La corriente de una estación generadora luego es convertida en altos voltajes mediante el uso de transformadores y distribuida.

El combustible nuclear es una forma tan concentrada de energía que un kilogramo de uranio produce una cantidad de energía semejante a la de 400 barriles de petróleo, suficiente para satisfacer la demanda diaria de una ciudad de 300.000 habitantes. La energía proviene de las fuerzas que mantienen unidos los núcleos y los átomos.
En las plantas nucleares como la de Japón, esta energía se obtiene al separar los núcleos atómicos, en un proceso llamado fisión nuclear para lo cual se emplea uranio debido a que sus inmensos núcleos son inestables por naturaleza y fáciles de dividir.

El calor liberado por la fisión se utiliza en las plantas nucleares para producir el vapor que acciona las turbinas generadoras de electricidad, pero presenta el inconveniente de que utiliza uranio que es un material escaso y además producen desechos radiactivos muy peligrosos.
Este principio es el mismo que se emplea en las armas nucleares las cuales producen una rápida reacción de fisión en cadena al arrojar entre sí partículas de plutonio. Esta reacción divide tal cantidad de núcleos y a una velocidad tan alta que libera una fenomenal cantidad de energía térmica, creando una explosión mucho más grande que la de cualquier bomba convencional. De yapa, esta explosión llena la zona con una radiación mortal que durará por muchos años.


VOCES EN CONTRA DE LA ENERGÍA NUCLEAR

Desde el punto de vista económico, se sostiene que la producción de energía debe ser superior al coste energético que insume el mantenimiento del propio sistema productor. Si bien las centrales nuclearesproducen el 20% de la energía eléctrica mundial, éstas han demostrado ser muy deficientes y los costos de construcción y mantenimiento son tan elevados que la energía neta que generan resulta ser comparativamente marginal. Una central nuclear vale como mínimo 4.000 millones de dolares y queda obsoleta a los 40 años por lo cual, para mantener los niveles actuales en los próximos diez años los países que utilizan este tipo de energía deberán construir aproximadamente ochenta centrales nuevas.

El destino reservado para los residuos peligrosos ha sido, por lo general, su entierro en zonas de relleno o vertido en ríos o mares. Esta práctica, que sigue desarrollándose en la mayoría de los países en desarrollo y en muchos de los desarrollados, es ineficaz y peligrosa. Los mares de Kara y Barents, en el Artico, el Atlántico este y el Pacífico, albergan los mayores vertederos nucleares del mundo, con una carga radiactiva que podría superar los dos millones de curies ( “curie” es la unidad de medida de la radiactividad, definida como la cantidad de desintegraciones por segundo que se producen en un gramo de radio puro).

Los residuos nucleares al ser extraídos del reactor aún se encuentran activos generando una energía térmica residual. Por ello antes de ser alojados en su lugar de confinamiento, deben previamente pasar por unas piscinas especialmente diseñadas donde permanecerán varios años hasta que el calor se disipe.

El combustible usado en las centrales es de actividad alta. Los de baja y media actividad se originan por irradiación de materiales radiactivos y su duración oscila entre unos pocos días y varios cientos de años. De todos ellos el plutonio (con el cual se construye la bomba atómica) es el que suscita mayores recelos ya que su carga radioactiva puede durar 23.000 años.

A partir de la desintegración de la URSS diversos episodios han revelado la existencia de un mercado negro nuclear de alcance internacional. Hay contrabando de uranio, plutonio, litio, etc. cuyos destinos parecen ser centros militares de países tercermundistas u organizaciones terroristas. Con un lingote de uranio agotado de 7 kg. de peso alcanza para fabricar una bomba capaz de destruir una ciudad de tamaño medio.

La radiactividad puede producir efectos nefastos en el cuerpo humano, tales como mutaciones genéticas, cáncer (sobre todo en tiroides y médula ósea), leucemia y malformación de fetos. Ademas son conocidos diferentes efectos sobre el sistema inmunológico, neurológico y hepático-renal. Unos pocos gramos de uranio son suficientes para generar diversas formas de cáncer en cerca de un millón de personas. Aunque no hay pruebas fehacientes de altos índices de mortalidad inmediata, se sabe que dicha exposición también puede provocar la muerte en pocas semanas.

El plutonio es radiactivo durante unos 23.000 años, pero su toxicidad se mantiene a lo largo de 250.000 años, por eso, una vez que el material pierde su calor residual, tiene que sen encapsulado y vitrificado, menteniéndolo confinado en fondos absorbentes. Se ha comprobado que el lecho marino no sirve para ésta opción y que las antiguas minas subterráneas no son lo suficientemente estables.

Chernovyl: es una referencia obligada cuando se habla de los reactores nucleares.

El 26 de abril de 1986, los técnicos de una central nuclear sueca registraron por primera vez niveles de radiación muy alta en los alrededores de la planta. Una inspección demostró que no existían fugas. Por la tarde, técnicos de Dinamarca, Noruega y Finlandia registraron una situación similar. Como el viento soplaba del este se dieron cuenta de que en algún lugar del mar Báltico se estaba produciendo una catástrofe sin precedentes, una fuga nuclear a gran escala. La ubicación exacta no se conoció hasta el final de la tarde, cuando la televisión soviética informó lo que había acontecido en Chernobyl. Uno de los cuatro reactores de la central había explotado liberando en la atmósfera cien millones de curíes de radiación, 200 veces más que los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki juntos y seis millones de veces más que la fuga de Three Mile Island en EE. UU.
La central estuvo el llamas durante dos semanas, lo que frustró los primeros intentos de detener la fuga. Treinta y una personas murieron de forma inmediata, la mayor parte a causa de la radiación y 135.000 fueron evacuadas en un radio de mas de casi 500km2. Las tierras de labranza y las aguas de 32 km a la redonda de Chernobyl fueron contaminadas.
Las consecuencias totales de la tragedia no se conocieron hasta una generación después cuando los expertos corroboraron un balance de 40.000 casos de cáncer y 6.500 muertos.
La explosión se debió a errores humanos y al mal diseño de la planta.




Three Mile Island: fue el segundo accidente en importancia detrás de Chernobyl.

En marzo de 1979, una serie de errores mecánicos y humanos puso al borde de la catástrofe a al central nuclear norteamericana ubicada en Pensilvania, cuando una válvula automática falló y afectó al sistema de refrigeración del núcleo del reactor 2. Este dejó de funcionar como estaba previsto en situaciones como esas, pero una serie de errores provocaron el derrame del refrigerante fuera del núcleo. Cuando los técnicos se dieron cuenta de lo que pasaba, las barras de uranio del reactor ya habían estado expuestas a la radiación, formándose una nube de hidrógeno dentro del reactor aumentando las probabilidades de una explosión.
Finalmente se pudo controlar la nube de hidrógeno y restablecer la refrigeración del núcleo, donde el calor alcanzó temperaturas muy altas, pero se tardó mas de diez años en descontaminar el lugar.




VOCES A FAVOR DE LA ENERGIA NUCLEAR

Las energías renovables como la solar o la eólica no producen aún la cantidad de energía suficiente para satisfacer la demanda de la población y la industria.

La energía nuclear representa una fuente de energía limpia ya que no emite a la atmósfera dióxido de carbono ni gases de efecto invernadero que si producen las plantas que emplean combustibles fósiles.

Es económica porque produce electricidad a costos razonables. Con la fisión nuclear, en un litro de agua de mar se extrae la misma cantidad de energía del deuterio que con 300 litros de nafta. A su vez para producir 1000 megavatios de energía eléctrica una central termoeléctrica basada en carbón requiere 6000 toneladas de carbón (el contenido entero de un tren de carga) mientra que una nuclear sólo requiere 80 kg. De combustible por día (75.000 veces menos que la anterior).

Las centrales nucleares son seguras, confiables y funcionan las 24 horas los 365 días del año. En 50 años de tecnología nuclear no hubo una sola muerte. El desastre de Chernobyl se debió a que era un reactor para fines militares que jamás se usó en occidente.

Las campañas contra la energía nuclear parten de grupos como Greenpeace, entidad fundada en 1969 con el apoyo financiero de la World Wildlife Found del Principe Felipe y del establishment, compuesta por un conglomerado de ecologistas que se oponen a las pruebas nucleares propiciando una suerte de apartheid tecnológico contra los países subdesarrollados quienes ven así frustradas sus posibilidades de progreso mientras que los países desarrollados sí hacen uso de ésta fuente de energía. A su vez los países tercermundistas, privados de las ventajas de la energía nuclear, deben acudir para satisfacer sus necesidades a técnicas caducas de producción que si representan un peligro para el medio ambiente.

Ya no vivimos bajo la amenaza de una guerra nuclear. Una bomba no es lo mismo que un reactor nuclear.

En materia de tratamiento de los residuos radiactivos son muchas las opciones viables a tomar en cuenta.
Una de ellas es el reciclaje, volviendo a utilizar el combustible agotado, para lo cual debe ser reprocesado y enriquecido además de mezclado con combustible virgen, permitiendo alargar la vida útil del plutonio.
Otra es el enterramiento en el lecho marino mediante bidones que son disparados hacia el fondo oceánico, especialmente en el interior de fosas marinas donde las corrientes de subducción.
Aunque pueda resultar estrafalaria, se ha sugerido también enviar los desechos radiactivos al espacio exterior evitando así su confinamiento en la tierra. Aunque los costos y la falta de seguridad la vuelven por ahora poco viable.
También podrían almacenarse los residuos bajo hielo en zonas polares garantizando así su neutralización.
Pero de todas, la que surge como mas idónea, sería el almacenamiento subterráneo permanente, siendo los más destacados los emplazamientos de Stripa (Suecia), Asse (Alemania), Nuevo México (EEUU), y Cherburgo (Francia), todos ellos por debajo de los 600 metros de profundidad.



LA SITUACIÓN ACTUAL EN JAPON

Más allá de la polémica por la energía nuclear que viene ya de años, el estado de cosas en Japón es al menos hasta el momento confuso. Los datos sobre lo que realmente esta pasando en Fukushima I son parciales y cambiantes. Si bien el gobierno japonés trata de llevar tranquilidad a su población y al mundo entero, son muchas las voces que se alzan acusándolo de no blanquear la situación real del desastre.

El peor escenario que se puede contemplar es una posible fusión total del material combustible de alguno de los reactores, algo que en apariencia hasta el momento no habría sucedido puesto que de haber sido así las consecuencias ya se habrían notado. No obstante aún hay mucha preocupación y la situación no parecería del todo controlada e incluso podría llegar a ser mas grave que Chernobyl.
Habrá que esperar el devenir de los acontecimientos para sacar mejores conclusiones



Pido disculpas si en el texto precedente hay alguna inexactitud. Se basa en los textos que leí y en la información que pude recabar, pero en rigor no soy un especialista en la materia.
Si hay algún error, por favor háganlo notar así lo corrijo.



Fuentes

Enciclopedia de la ecología. Ed. Cases i Associats s.a. 1996

Ciencia explicada. Ed. Voluntad s.a. 1995

La contaminación ambiental y sus ambigüedades. A. Pietra. El Derecho. 1992

El pulso de la tierra. Nathional Geographic en español.

13 de marzo de 2011

LOS TERREMOTOS SON LO MAS NORMAL DEL MUNDO.

Demasiadas estupideces se han dicho y escrito en los últimos días respecto de la lamentable tragedia que vive actualmente el pueblo japonés. Alguna de ellas son brillantemente explicadas en el blog Proyecto Sandía al cual remito y cuya lectura recomiendo (en este y otros temas).

En resumidas cuentas se ha sostenido que el terremoto que afecta al pueblo nipón fue el producto, entre otros disparates, del calentamiento global, de la acción del hombre, de la extracción de petróleo, de la contaminación, de que la tierra se enojó, de que se viene el fin del mundo (OK, algún día el mundo se va a acabar pero no necesariamente ya...) de la acción de un arma super secreta capaz de producir terremotos, etc.

Parecería que últimamente la gente está muy permeable a cualquier charlatán que vaticine una invasión-de-vampiros-marcianos-que-trabajan-para-los-iluminati- y por el contrario rechaza a cualquier persona sensata que aporte una explicación racional de un acontecimiento. Ese sea tal vez un aspecto negativo de internet: el darle espacio a toda una sarta de atorrantes (soy un convencido de que muchos operan con muy mala fe y ánimo de lucro) para que puedan hacer públicas las ideas mas absurdas y que un montón de gente ignorante las acepte como un dogma. Las personas creen lo que quieren creer y se olvidan de que la cabeza se hizo para pensar.

Lo cierto es que los terremotos son algo muy normal que ocurre regularmente con mayor o menor intensidad en distintas regiones del mundo,básicamente porque el planeta esta vivo (no literalmente por supuesto). No hace falta ser geólogo para explicar las causas de un terremoto, alcanza con haber leído los capítulos de geografía de cualquier manual de alumno de nivel primario.

El hombre podrá ser responsable de muchos desastres en el mundo, esa es harina de otro costal, pero si hay algo de lo cual es completamente inocente, es respecto a los terremotos.

Cuando tenemos un problema legal acudimos a un abogado, cuando tenemos un problema de salud acudimos a un médico, cuando tenemos un problema contable acudimos a un contador, cuando queremos construir una casa acudimos a un arquitecto, etc. Entonces me pregunto ¿por que ante un fenómeno geológico no escuchamos a los geólogos para que los expliquen las causas? ¿Por que nos dejamos llevar por absurdas teorías ecologistas? ¿Por que damos crédito a las pavadas que pueda decir un periodista de dudosa formación... o un opinólogo.. o un charlatán...? ("periodista" "opinólogo" y "charlatan" muchas veces son sinónimos).

Acudamos pués  a un organismo serio y especializado en la materia y dejemos de lado a los estúpidos de turno, porque internet puede ser una gran herramienta siempre y cuando se sepa como usar y cuales son las páginas confiables y cuales no.
Consultemos pués al Instituto Nacional de Prevención Sísmica  cuya sede, como no podía ser de otra manera, esta ubicada en la Provincia de San Juan. El INPRES nos explica que es su función  
"...realizar estudios e investigaciones básicas y aplicadas de sismología e ingeniería sismorresistente, destinados a la prevención del riesgo sísmico mediante el dictado de reglamentos que permitan en forma óptima la estabilidad y permanencia de las estructuras civiles existentes en las zonas sísmicas del país..." Es pués un organismo oficial especializado en el tema y compuesto por profesionales en la materia. En consecuencia es una pagina en cuyos contenidos podemos confiar, al menos en principio. También los explica que la sismología  "...es la rama de la Geofísica que estudia los sismos y fenómenos conexos. Además, investiga la estructura interna de la tierra, mediante el análisis de la propagación de las ondas sísmicas por el interior y la superficie de la misma..."

Es tan simple la explicación de los terremotos que el INPRES apenas dedica un par de párrafos a detallar las causas del mismo y lo hace con tanta claridad que cualquier persona, sin necesidad de tener conocimientos en la materia, lo puede comprender sin mayor dificultad. Miren de que manera tan simple nos enseña:

"...La teoría del "rebote elástico" (Reid, 1911), que está ilustrada en la figura, establece que existen ciertas zonas preferenciales de la corteza terrestre (figura a) donde se van acumulando lentamente grandes esfuerzos que son soportados por los materiales (rocas) que la constituyen. Estos esfuerzos ocasionan en las rocas deformaciones elásticas cada vez mayores (figura b) hasta que se supera la resistencia de las mismas (figura c), y se produce entonces una liberación casi instantánea de la energía acumulada a través del tiempo. El resultado de este mecanismo es la propagación de la energía liberada, en forma de ondas sísmicas y el retorno a un estado de equilibrio elástico de la zona previamente sometida a esfuerzos, con la presencia de una fractura o falla geológica, muchas veces visible en la superficie de la tierra. Este modelo mecánico que explica el origen de los terremotos fue aceptado inmediatamente, pero quedó sin aclarar el por qué de la existencia de zonas preferenciales de concentración de esfuerzos. A partir de 1906 esta incógnita se aclaró con la nueva teoría de tectónica global o tectónica de placas..."


De esta manera el Instituto Nacional de Prevención Sísmica nos explica la teoría de placas:


"...Mediante investigaciones geofísicas se ha observado que debajo de los océanos, a profundidades del orden de 4.000 m, se encuentran las denominadas Cordilleras o Dorsales Centro-Oceánicas, en las cuales se produce un intenso volcanismo no explosivo. Como consecuencia de este proceso, el material incandescente, que asciende desde el manto superior, aflora en la superficie del fondo oceánico en la cima de dichas cordilleras, a través de una depresión central. El material magmático

"...Como resultado final, la interpretación de la gran cantidad de información disponible en la actualidad se resume en la teoría de la tectónica de placas. La misma expresa que la unidad de comportamiento mecánico está constituida por la litosfera, que tiene un espesor promedio de 100 km, e incluye la corteza y la parte superior del manto. La litosfera queda dividida en una serie de placas, siendo las seis más importantes por sus dimensiones la Pacífica, la Americana, la Euro-Asiática, la Indo-Australiana, la Africana y la Antártica. Estas placas gigantes se complementan con otras de menores dimensiones, denominadas de Nazca, de Cocos, de las Filipinas, del Caribe, de Arabia, de Somalia y de Juan de Fuca. Existen placas de dimensiones aún menores, llamadas subplacas o microplacas que en general no se mueven en forma independiente..."


"...A lo largo de las zonas de contacto de placas se generan grandes esfuerzos tectónicos que provocan las dislocaciones súbitas y violentas ya descriptas y, consecuentemente, la actividad sísmica. La mayor zona de contacto entre placas en el mundo es la llamada Cinturón de Fuego del Pacífico, a la que se le puede asociar el 90% de la sismicidad total del planeta. Aquí han tenido lugar los mayores terremotos registrados instrumentalmente en este siglo (Chile 1960 y Alaska 1964); el 10% restante queda comprendido en la zona del Mediterráneo (entre Europa y África), algunas zonas de Asia y en las Dorsales Oceánicas. La mayor cantidad de sismos ocurre en los bordes o contactos de las placas y en general son los de mayor magnitud. La República Argentina se encuentra afectada por la convergencia de la placa de Nazca con la placa Sudamericana. Esta zona de contacto se ubica a lo largo de la costa de Perú y Chile y es considerada la más larga del mundo. La placa de Nazca se desplaza hacia el este y se sumerge (subduce) bajo la placa Sudamericana, que se desplaza hacia el oeste. La velocidad relativa con que se mueven ambas placas es de 11 cm/año. Debido a los grandes esfuerzos compresivos generados en los contactos de placas, también se producen terremotos a distancias considerables de dichos contactos, generalmente asociados a fallas geológicas activas, como ha ocurrido en nuestro país, donde los casos más representativos son los terremotos de Salta (1692, 1844 y 1948), San Juan (1894, 1944 y 1977) y Mendoza (1782, 1861 y 1985)..."

Esta clarísimo. No hay cosas raras. Los terremotos no tienen absolutamente nada que ver con la acción del hombre. Quien sostenga lo contrario es un pobre ignorante.

Y para quienes sostienen que el terremoto de Japón es una señal del apocalípsis inminente va este listado de terremotos que tuvieron lugar en el territorio nacional, algunos de importantísima magnitud casi tan fuertes como el que asoló a los japoneses. Este es un ínfimo registro que solo abarca al territorio argentino y en un período de tres siglos (que en tiempos geológicos es nada), muchos de los cuales ocurrieron cuando el planeta gozaba de muy buena salud en materia ecológica y que permite demostrar QUE LOS TERREMOTOS SON LO MAS NORMAL DEL MUNDO.

Ahí va:


13 de setiembre de 1692: Destruyó la pequeña población de Talavera del Esteco, en la provincia de Salta, ocasionó 13 muertos y heridos. Produjo daños considerables en la ciudad de Salta. La intensidad máxima estimada alcanzó los IX grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M= 7.0 grados en la escala de Richter.

22 de mayo de 1782: Se produjo el primer terremoto importante que afectó a la ciudad de Mendoza desde su fundación. Ocasionó daños en varias construcciones sin producir víctimas. La intensidad máxima estimada alcanzó los VIII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  7.0 grados en la escala de Richter.

4 de julio de 1817: Ocasionó daños importantes en la ciudad de Santiago del Estero. La intensidad máxima estimada alcanzó los VIII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud  M=  7.0 grados en la escala de Richter.

19 de enero de 1826: Produjo daños importantes en las construcciones  en la región de Trancas, en El Tala hubo 2 muertos y varios heridos, provincia de Tucumán. La intensidad máxima estimada alcanzó los VIII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M= 6.4 grados en la escala de Richter.

18 de octubre de 1844:  Afectó a varias poblaciones de la provincia de Salta y a la ciudad capital; produjo deterioros en las construcciones. La intensidad máxima estimada alcanzó los VII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M= 6.5 grados en la escala de Richter.

20 de marzo de 1861: Se produjo el terremoto porcentualmente más destructivo de toda la historia argentina. Destruyó a la ciudad de Mendoza y dejó alrededor de 6.000 muertos sobre una población total de 18.000 habitantes. La intensidad máxima estimada alcanzó los IX grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  7.0 grados en la escala de Richter.

14 de enero de 1863: Fue un movimiento sísmico de excepcional intensidad y duración que produjo daños en la catedral,  el cabildo y en casas de primitiva construcción de San Salvador de Jujuy. La intensidad máxima estimada alcanzó los VIII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  6.4 grados en la escala de Richter.

9 de octubre de 1871: Destruyó la ciudad de Orán, en el norte de la provincia de Salta. La intensidad máxima estimada alcanzó los VIII grados en la escala Mercalli modificada, produjo una veintena de muertos y muchos heridos y tuvo una magnitud M=  6.4 grados en la escala de Richter.

6 de julio de 1874: Es afectada la ciudad de Orán como en 1871 y causó el éxodo de parte de su población. La intensidad máxima estimada del evento alcanzó los VII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  6.0 grados en la escala de Richter.

1 de febrero de 1879: Se produjo una serie de fuertes temblores, sentidos en toda la provincia de Tierra del Fuego, causando alarma en la población y daños menores. La intensidad máxima estimada del evento principal alcanzó los VIII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  7.3 grados en la escala de Richter

19 de agosto de 1880: Fuerte sismo en Cacheuta, Mendoza, produjo gran alarma en la población. Se reportaron daños en las construcciones como grietas, caída de cornisas y derrumbes de tapiales. En Tunuyán produjo una muerte como consecuencia del colapso de una pared. La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  5.5 grados en la escala de Richter.

23 de septiembre de 1887: Un importante sismo afecta los pueblos de Salvador Mazza, Salta y localidades del sur de Bolivia. Fue sentido en  el norte las provincias de Salta y Jujuy. La intensidad máxima estimada alcanzó los IX grados en la escala Mercalli modificada.

5 de junio de 1888: Afectó a todas las poblaciones de la costa del Río de la Plata, especialmente a las ciudades de Buenos Aires y Montevideo. Produjo leves daños y su epicentro se localizó en el centro del río. La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  5.5 grados en la escala de Richter.

21 de marzo de 1892: Afectó seriamente las construcciones de la localidad de Recreo, en la provincia de Catamarca. El sismo fue sentido en las provincias de Catamarca, Sgo del Estero, Córdoba, La Rioja  y Tucumán. La intensidad máxima estimada alcanzó los VIII  grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  6.0 grados en la escala de Richter.

27 de octubre de 1894: Se produjo el terremoto de mayor magnitud de todos los ocurridos en Argentina, con  epicentro en la zona noroeste de la provincia de San Juan. Provocó grandes daños, 20 muertos y un centenar de heridos en las provincias de San Juan y La Rioja. Además, ocasionó daños menores en las provincias de Catamarca, Córdoba, San Luis y Mendoza, a distancias de 500 km de la zona epicentral. La intensidad máxima estimada alcanzó los IX grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  8.0 grados en la escala de Richter.

5 de febrero de 1898: Destruyó  la localidad de Pomán, provincia de Catamarca, afectó los pueblos de Saujil y Mutquín. Sólo hubo heridos y contusos. El sismo fue sentido e las provincias de Catamarca, Tucumán, La Rioja, Sgo del Estero y norte de Córdoba. La intensidad máxima estimada alcanzó los VIII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  6.4 grados en la escala de Richter.

23 de marzo de 1899: Destruyó la localidad de Yacuiba (Bolivia)  y  pequeñas localidades del norte de  Salta. Se registraron 3 muertos y varios heridos. La intensidad máxima estimada alcanzó los VIII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  6.4 grados en la escala de Richter.

12 de abril de 1899: Terremoto que dejó en ruinas a Jagüé, La Rioja, causó severos daños a localidad de Vinchina. Produjo 11 muertos y decenas de heridos. Fue sentido en La Rioja, San Juan, Catamarca, Tucumán, Sgo del Estero y Córdoba. La intensidad máxima estimada alcanzó los VIII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  6.4 grados en la escala de Richter.

12 de agosto de 1903: Afectó al Gran Mendoza, especialmente a la zona urbana del Departamento Las Heras. Hubo 7 muertos e importantes daños en las construcciones de la ciudad. La intensidad máxima estimada alcanzó los VII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  6.0 grados en la escala de Richter.

17 de noviembre de 1906: Afectó principalmente a Tafí del Valle en la provincia de Tucumán. Produjo daños moderados tales como grietas y derrumbes de paredes en varios edificios. Afectó el norte de Tucumán y sur de Salta. La intensidad máxima estimada alcanzó los VII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  6.0 grados en la escala de Richter.

11 de agosto de 1907: Causó daños importantes en varias localidades de la provincia de Tucumán, especialmente en Montero y La Cocha. El sismo fue sentido además en las provincias de Salta, Jujuy, Catamarca y La Rioja. La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  5.5 grados en la escala de Richter.

19 de noviembre de 1907: Fuerte sismo afectó a Ushuaia, Tierra del Fuego y la localidad de Punta Arenas (Chile) . La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada. 

5 de febrero de 1908: Afectó en mayor medida a Metán, Rosario de la Frontera y poblaciones cercanas de la provincia de Salta, y  provocó daños menores. Fue percibido en las ciudades de Salta, Tucumán, Jujuy y Catamarca. La intensidad máxima estimada alcanzó los VII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  6.0 grados en la escala de Richter. 

22 de septiembre de 1908: Produjo daños en Dean Funes, Cruz del Eje y Soto, provincia de Córdoba. Fue sentido fuerte en Córdoba,  sur de Santiago del Estero, La Rioja y Catamarca. La intensidad máxima estimada alcanzó los VII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  6.5 grados en la escala de Richter. 

1 de febrero de 1909: Temblor muy fuerte que afectó la localidad de La Poma, Salta. Se reportaron importantes daños en las construcciones de La Poma.  Fue sentido en las provincias de Salta, Catamarca y Tucumán. La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada. 

6 de noviembre de 1913: Fue sentido fuerte en San Miguel de Tucumán. Causó alarma y leves daños en esta ciudad. Causó alarma en las poblaciones de Monteros y Famaillá. También se sintió en Catamarca. La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  5.5 grados en la escala de Richter. 

27 de julio de 1917: Ocasionó importantes daños la ciudad de Mendoza y en el departamento Las Heras. En la ciudad de San Juan hubo daños menores en algunas iglesias y viviendas. Fue percibido con claridad en las provincias de Cuyo, también en Córdoba y Tucumán. La intensidad máxima estimada alcanzó los VII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  6.5 grados en la escala de Richter.

17 de diciembre de 1920: Causó grandes daños materiales y 250 heridos en un conjunto de poblaciones ubicadas a unos 30 km al noreste de la capital de Mendoza, especialmente en Costa de Araujo, Lavalle y El Central. La intensidad máxima estimada alcanzó los VIII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  6.0 grados en la escala de Richter. 

14 de octubre de 1925: En Orán se sintió un fuerte y prolongado temblor, causó el agrietamiento de las viviendas y gran alarma en la población. Fueron afectadas en menor medida las poblaciones de Ledesma, Embarcación y Tilcara. La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada. 

14 de abril de 1927: Los mayores daños estuvieron localizados en el departamento Las Heras, Mendoza, donde hubo derrumbes de cornisas, agrietamientos en paredes y terreno, produjo una veintena de heridos. Con epicentro muy cerca del límite con Chile, también produjo daños importantes en ese país. La intensidad máxima estimada alcanzó los VIII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  7.1 grados en la escala de Richter. 

23 de mayo de 1929: Afectó al Gran Mendoza y ocasionó leves daños, sin víctimas en la ciudad y Godoy Cruz. Produjo agrietamiento de paredes y alarmó a la población. La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  5.7 grados en la escala de Richter. 

30 de mayo de 1929: Su epicentro se ubicó en Colonia Las Malvinas, San Rafael, provincia de Mendoza. Causó la muerte de 30 personas y decenas de heridos. El sismo fue sentido hasta San Juan al norte, Buenos Aires al este y Río Negro al sur. La intensidad máxima estimada alcanzó los VIII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Ms=  6.8 grados en la escala de Richter. 

23 de septiembre de 1930: Sismo destructivo entre las poblaciones de San Carlos y Angastaco, Salta. Se reportó un muerto en la localidad de La Viña. La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  6.5 grados en la escala de Richter.

24 de diciembre de 1930: Ocasionó importantes daños en la localidad de La Poma, provincia de Salta. Hubo derrumbes y agrietamiento de viviendas. Se reportaron 33 muertos y decenas de heridos. La intensidad máxima estimada alcanzó los VIII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  6.0 grados en la escala de Richter.

3 de abril de 1931: Ocasionó daños moderados en las localidades de El Naranjo y El Sunchal, provincia de Tucumán. Fue sentido en Jujuy, Salta, Sgo. del Estero y Catamarca. La intensidad máxima estimada alcanzó los VII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  6.3 grados en la escala de Richter. 


12 de febrero de 1933: Provocó agrietamientos en construcciones de las localidades de Raco, Tapia y Tafí Viejo, provincia de Tucumán. Produjo la caída de cornisas en la ciudad de San Miguel de Tucumán. La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  5.5 grados en la escala de Richter. 
  
11 de junio de 1934: La localidad de Sampacho, en el sureste de la provincia de Córdoba, fue parcialmente destruida por un terremoto local que produjo, además, algunos heridos. Se sintió muy fuerte en todo el sur de Córdoba y San Luís, al igual que en el norte de La Pampa y sur de Santa Fe. La intensidad máxima estimada alcanzó los VIII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  6.0 grados en la escala de Richter. 

22 de mayo de 1936: Produjo daños considerables y algunos heridos en las localidades de San Francisco del Monte de Oro y General San Martín, provincia de San Luis. La intensidad máxima estimada alcanzó los VIII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  6.0 grados en la escala de Richter. 

23 de noviembre de 1936: Fuerte temblor en Barrancas, Mendoza. El sismo fue sentido en las provincias de Mendoza Y San Juan. El departamento Rivadavia muchas viviendas resultaron afectadas por agrietamientos y caídas de cornisas. La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M= 6.0 grados en la escala de Richter. 

3 de julio de 1941: Ocasionó daños, dos muertos y un número reducido de heridos en los departamentos del este de la provincia de San Juan, especialmente Caucete y 25 de Mayo. Hubo averías menores en los departamentos Angaco, Albardón y Sarmiento. La intensidad máxima estimada alcanzó los VII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud M=  6.2 grados en la escala de Richter. 

5 de junio de 1942: Fuerte sismo en Cañada Seca, San Rafael, Mendoza. Resultaron muy dañadas las viviendas de Cañada Seca, Las Malvinas y Salto de Las Rosas. La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada. 

15 de enero de 1944: Este terremoto destruyó a la ciudad de San Juan y varios departamentos vecinos. Causó alrededor de 10.000 muertos sobre una población de 90.000 habitantes.  También ocasionó daños en Mendoza, especialmente en el departamento Las Heras. La intensidad máxima estimada alcanzó los IX grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Ms=  7.4 grados en la escala de Richter. 

19 de enero de 1944: Fuerte réplica del terremoto del 15 de enero, causó destrucción y gran alarma en al población. El sismo también fue sentido en Mendoza. La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Ms=  5.5 grados en la escala de Richter. 

16 de enero de 1947: Produjo gran alarma y pequeños daños en las localidades de Huerta Grande, Cosquín y La Falda, en la provincia de Córdoba. La intensidad máxima estimada alcanzó los VII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Ms=  5.7 grados en la escala de Richter. 

21 de enero de 1948: Afectó principalmente a Monte Caseros y Curuzú Cuatiá, en la provincia de Corrientes,  produjo pequeños daños en estas localidades. Fue sentido muy fuerte en Chaján y San José de Feliciano y con menor intensidad en Goya, Concordia y Paraná. La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Ms=  5.5 grados en la escala de Richter. 

25 de agosto de 1948: Ocasionó daños y gran alarma en el departamento Anta, Salta y en varias localidades del este y sureste de las provincias de Salta y Jujuy. Hubo dos muertos y una veintena de heridos. También afectó a las ciudades capitales de ambas provincias. La intensidad máxima estimada alcanzó los IX grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Ms=  7.0 grados en la escala de Richter. 

17 de diciembre de 1949:  Se produjo el terremoto más importante del sur argentino. Tuvo su epicentro al oeste de la isla de Tierra del Fuego, y afectó no solamente a las poblaciones de esta isla sino también a las ciudades ubicadas más al norte, principalmente Río Gallegos. Las réplicas continuaron durante el mes de enero de 1950.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VIII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Ms=  7.8 grados en la escala de Richter. 

30 de enero de 1950: Fuerte temblor en el Estrecho de Magallanes, afectó a toda la provincia de Tierra del Fuego y extremo sur de Chile, en particular Punta Arenas.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Ms=  7.0 grados en la escala de Richter.

11 de junio de 1952: Sismo destructivo en el departamento Pocito, San Juan. Los daños mas importantes se reportaron en la localidad de El Abanico y localidades vecinas como Villa Aberastain y La Rinconada. Hubo que lamentar 2 muertos y decenas de heridos como consecuencia de los derrumbes de viviendas. En menor medida fueron afectados los departamentos de Zonda y Ullúm. La intensidad máxima estimada alcanzó los VIII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Ms=  7.2 grados en la escala de Richter. 

28 de mayo de 1955: Produjo gran alarma y daños moderados en la localidad de Villa Giardino, departamento Punilla, provincia de Córdoba. El sismo fue sentido en las provincias de Cuyo y Chile central.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Ms=  6.9 grados en la escala de Richter. 

24 de octubre de 1957: Ocasionó daños de consideración en las localidades de Villa Castelli, Vinchina y Villa Unión, provincia de La Rioja. todas ellas ubicadas en el faldeo oriental de la Sierra de Umango.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VIII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Ms=  6.0 grados en la escala de Richter.

12 de mayo de 1959: Produjo gran alarma y daños importantes en la localidad de San Andrés, provincia de Salta. Los departamentos mas afectados fueron Orán y Gral. San Martín.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Ms=  5.0 grados en la escala de Richter.
 
21 de octubre de 1966: Produjo daños en las viviendas de la localidad de Belén, provincia de Catamarca. Resultaron también afectados los pueblos de Londres, El Huasco y El Molino.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Mb=  5.0 grados en la escala de Richter.
 
30 de octubre de 1966: Produjo gran alarma y daños moderados en la localidad de Tartagal, provincia de Salta.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Mb=  4.8 grados en la escala de Richter.
 
10 de noviembre de 1966: Afectó a la localidad de Media Agua, en la provincia de San Juan, y produjo gran alarma y leves daños en la ciudad Capital. Fue sentido en el norte de la provincia de Mendoza.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Mb=  5.9 grados en la escala de Richter.
 
25 de abril de 1967: El epicentro fue en la sierra de Uspallata, provincia de Mendoza. Causó daños en el departamento Las Heras y en la ciudad Capital de Mendoza.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Mb=  5.4 grados en la escala de Richter.
 
15 de octubre 1968:  Afectó a las localidades de Corzuela y Campo Largo, en la provincia de Chaco, y produjo grietas en paredes de ladrillo y caída de revoques. Fue sentido con menor intensidad en las localidades de Charata, Las Breñas, General Pinedo, Roque Sáenz Peña y otras.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Mb=  5.0 grados en la escala de Richter.

11 de junio de 1970: Epicentro en cercanías del Volcán Socompa, Salta.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Ms= 6.8 grados en la escala de Richter.

8 de junio de 1972: Fuerte sismo sentido en el norte de Jujuy, en epicentro en la Sierra de Cochinoca.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Mb=  5.4 grados en la escala de Richter.
 
26 de setiembre de 1972: Produjo daños en la localidad de Mogna, provincia de San Juan y causó derrumbes en los cerros cercanos a esta población. Fue percibido en las ciudades de San Juan, Mendoza y San Luis y con menor intensidad en Córdoba y La Rioja.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Ms=  5.8 grados en la escala de Richter.
 
19 de noviembre de 1973: Produjo daños en la localidad del este de la provincias de Salta y Jujuy, especialmente en Santa Clara.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Mb=  5.9 grados en la escala de Richter.
 
1 de julio de 1974: Varios temblores sacudieron la localidad de Los Toldos, Dpto. Santa Victoria, Jujuy.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Mb=  5.9 grados en la escala de Richter.
 
17 de agosto de 1974: Afectó a la localidad de Orán, provincia de Salta. Ocasionó daños y gran alarma en las poblaciones de Orán, Tabacal, Pichanal y Embarcación.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Mb=  5.0 grados en la escala de Richter.
 
7 de junio de 1977: Afectó a las localidades de Patquía y San Ramón en la provincia de La Rioja y Valle Fértil en la de San Juan. Produjo grietas y daños menores en construcciones de adobe. Fue sentido con menor intensidad en Villa Unión, La Rioja y Vinchina.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Mb=  5.1 grados en la escala de Richter.
 
23 de noviembre de 1977: Un gran terremoto produjo daños importantes en casi toda la provincia de San Juan, especialmente en la Ciudad de Caucete, donde murieron 65 personas y hubo 300 heridos.  Afectó a los departamentos Caucete, San Martín, Angaco, 25 de Mayo, Sarmiento y en menor medida Gran San Juan y Pocito.  La intensidad máxima estimada alcanzó los IX grados en la escala Mercalli modificada y una magnitud Ms=  7.4 grados en la escala de Richter.
 
6 de diciembre de 1977: Réplica del terremoto del 23 de noviembre de 1977. Produjo leves daños en la ciudad de Caucete y en otras poblaciones de este Departamento, en la provincia de San Juan.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Mb= 5.9 grados en la escala de Richter.
 
17 de enero  de 1978:  Réplica del terremoto del 23 de noviembre de 1977. Produjo leves daños en localidades del departamento de Albardón, provincia de San Juan.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Mb=  5.8 grados en la escala de Richter.
 
9 de mayo de 1981: Produjo daños en las localidades de Burruyacú y Villa Benjamín Aráoz, provincia de Tucumán.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Mb=  5.0 grados en la escala de Richter.
 
26 de enero de 1985: Causó daños considerables en todo el Gran Mendoza, con epicentro en Barrancas, departamento Maipú. Se reportaron 6 muertos, 238 heridos y 12.500 viviendas destruidas. Los departamentos más afectados fueron Godoy Cruz, Las Heras y Capital.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VIII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Mb=  6.0 grados en la escala de Richter.
 
24 de junio de 1989: Sismo destructivo con epicentro en la Sierra de Ambato, provincia de Catamarca. Daños importantes n las construcciones de Saujil y Pomán; fue sentido en las provincias de Catamarca, Tucumán y oeste de Sgo del Estero.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Mb=  5.4 grados en la escala de Richter.
 
29 de febrero de 1992: Ocasionó daños en las localidades de Timbo Viejo y Los Nogales, provincia de Tucumán.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Mb=  5.2 grados en la escala de Richter
 
8 de junio de 1993: Fue sentido fuerte en varias localidades de las provincias de San Juan y Mendoza y en Illapel (Chile), y ocasionó leves daños en el departamento de Calingasta (San Juan). Fue percibido con menor intensidad en otras provincias argentinas y en las localidades chilenas de Valparaíso, Copiapó, La Serena, Quillota y Santiago.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Mb=  6.5 grados en la escala de Richter.
 
30 de octubre 1993: Causó alarma en varias localidades en las provincias de San Juan y Mendoza, con leves daños. Fue sentido con menor intensidad en San Luis y Córdoba.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y una magnitud Mb=  5.9 grados en la escala de Richter
 
16 de diciembre de 1993: Produjo daños menores en la localidad de San Francisco, provincia de Jujuy. Se registraron numerosas réplicas, algunas bastante intensas.  La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Mb= 5.0 grados en la escala de Richter.
 
17 de junio de 1997: Fuerte sismo con epicentro en la Sierra de Guasayán, Sgo del Estero. Se reportaron daños en construcciones y cortes de energía en Termas de Río Hondo. Fue sentido en Sgo del Estero, Tucumán y Catamarca. La intensidad máxima estimada alcanzó los VI grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Mw=  5.5 grados.
 
28 de mayo de 2002: Sismo destructivo con epicentro en la Sierra de Mazán, provincia de La Rioja. Hubo graves daños en las construcciones de adobe en el Dpto. Castro Barros, en las localidades de Aminga, Anillaco, Chuquis y Pinchas. Se reportaron 27 heridos. La intensidad máxima estimada alcanzó los VIII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Mb=  6.0 grados en la escala de Richter.
 

4 de Agosto de 2003: Serios daños se reportaron en las construcciones de las bases militares de las Islas Orcadas; se generó un tsunami, deslizamientos de laderas y glaciares en el cerro Mossman. La intensidad máxima estimada alcanzó los VII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Mw=  7,5 grados  

7 de septiembre de 2004: Terremoto en el sur de Catamarca con epicentro en la Sierra de Ambato. Fue sentido en el centro y norte de Argentina en un total de 14 provincias y en los países limítrofes de Chile y Paraguay. Se reportaron serios daños en las viviendas de todos los departamentos del sur de Catamarca y norte de La Rioja. La intensidad máxima estimada alcanzó los VII grados en la escala Mercalli modificada y una magnitud Ms=  6.4 grados en la escala de Richter.
 
5 de agosto de 2006: Con epicentro en Barrancas, dpto. Maipú, Mendoza se produjo un fuerte temblor que daño construcciones de los departamentos de Maipú, Luján de Cuyo y otros. El sismo fue sentido en las provincias de Cuyo, Córdoba y La Rioja. La intensidad máxima estimada alcanzó los VI - VII grados en la escala Mercalli modificada y tuvo una magnitud Mw=  5.7 grados





LOS TERREMOTOS SON LO MAS NORMAL DEL MUNDO

¿Quedó claro, no?
¿No hace falta agregar mas, verdad?

Ahora bien, si usted quiere seguir creyendo que Obama tiene en su mesita de luz un botón para desplazar los continentes, o que esto se debe al agujero de ozono, o que es una señal inequívoca del fin del mundo, o que se calentó la Pacha Mama... y bueh... usted es libre de creer lo que quiera.
Pero trate de no exponer sus ideas en voz alta, por más que el aire sea gratis, porque corre el riesgo de quedar como un pelotudo.
Esta avisado.

"No es ni Dios ni el demonio; es la geología"

Por Juan Manuel García Ruíz 
Publicado en La Nación
12 de marzo de 2011



SENDAI, Japón.- Recientemente hemos asistido a una serie de terribles catástrofes naturales: Haití, Chile, Nueva Zelanda, Australia, China. Los nuevos chamanes de la izquierda clamaron que era una clara respuesta de la Tierra a nuestro maltrato. También obra de extraterrestres o sofisticadas operaciones militares. Pero no. No hay dioses ni demonios que expliquen esos desastres. Asisto en persona a uno de ellos, aquí, en el centro de Sendai, Japón. Esto se llama geología.

Estoy en un refugio improvisado en una escuela en el barrio de Omahi, en pleno centro de la ciudad. Hace algo más de cuatro horas estaba en mi despacho de profesor invitado en la Universidad de Tohoku. Todo estaba en orden después del susto de hace un par de días en que la Tierra tembló, nos levantó de la silla, pero no nos sacó a la calle. "Es fuerte, pero está lejos. No es el que esperamos", dijo mi colega el profesor Katsuo Tsukamoto mientras la facultad se movía como una calesita. Ayer sí. Ayer, el centro del sismo estaba a 10 kilómetros de profundidad y casi en la vertical de la ciudad.

Según supimos pronto, 8,9 grados. Me dio tiempo para pensar que debía desenchufar la tetera, las computadoras, la lámpara. Poco más. Me uní a los que ya corrían hacia la escalera de seguridad. Tomé un casco de los que vi en el camino y bajé a los tropezones. Cuando llegué abajo, la Tierra seguía temblando. Me fui hacia un claro con un muro al que me agarré. Traté de alejarme del muro para sentirlo mejor, para sentirlo más. Pero no me supe mantener en pie, tuve miedo y volví al muro. Y la Tierra seguía temblando.

Miré al edificio que acababa de abandonar y que gracias a su estructura antisísmica se mantenía en pie ante semejante ataque, pues la Tierra seguía temblando. Más de dos largos minutos, lo que tardará en leer este párrafo. Ya con las piernas temblando me uní a un grupo que empezaba a formarse en el jardín anexo. No hubo gritos. No hubo histeria, tanto que comenté si estaban acostumbrados, pero un colega dijo inmediatamente que había sido el mayor de su vida.

Todo se organizó inmediatamente. Alguien tomó el mando. Con un altavoz empezó a dar órdenes que yo no entendía. Mi anfitrión estaba de viaje en Tokio, pero mis estudiantes que sabían inglés me mantuvieron informado. Después de que un piquete comprobó los destrozos, pudimos subir de seis en seis, comenzando desde el piso superior, a recoger nuestros abrigos porque empezó una fuerte nevada.

Empezó a llegar información sobre el sismo. Todo el mundo tenía en mente Kobe y estaban preocupados por sus familias y sus casas, pero increíblemente la ciudad no parecía estar dañada, sólo algunos incendios. El frío arreciaba y alguien ordenó cobijarnos a la entrada de un refugio que parecía menos dañado.

Allí, mis alumnos comenzaron a sacar cajas de víveres, agua, galletas y una lata de sardinas que guardo ahora por si hace falta mañana. ¿De dónde sacaron eso? "Llevábamos 10 años esperándolo, profesor; está todo previsto." Todo estaba organizado y además por gente que estaba entrenada para autoorganizarse. Entendí entonces que esta ciudad se había preparado para combatir a este monstruo que esperaban pacientemente. Y lo había hecho con las mejores armas que tenemos: con ciencia y tecnología.



La ciudad triunfó.

No podíamos quedarnos en la universidad. Bajamos desde la colina caminando porque el tráfico estaba colapsado. Una pareja de estudiantes se ofreció a acompañarme para comprobar los destrozos en mi casa y llevarme a un refugio. Cuando me enteré de que no quedaba de camino a la suya, protesté, pero me dijeron que habían pasado un año en Bélgica, sabían lo que es no entender el idioma local y no me podían dejar solo.

Seguimos caminando bajo la nieve y cuando al cruzar el puente sobre el río atisbamos la ciudad, no pude contener la alegría de ver a la ciudad en pie, sus casas enteras, sus rascacielos enhiestos, con algún rasguño, pero victoriosa. En la cara de los estudiantes noté el orgullo de la victoria. Habían ganado.

El camino a mi casa fue una continua lección de comportamiento, y al despedirse me dijeron: "Ya sabe profesor: esta noche lo importante es pensar que estamos vivos y que tenemos la obligación de seguir vivos". Aquí, en el refugio no tengo noticias de la gravedad de los daños, aunque me imagino que el tsunami posterior debió ser tremendo. La Tierra sigue -cinco horas después- enviando violentas réplicas que nos mantienen en vilo pero con la esperanza de salir de ésta.

Aunque a veces huela a azufre, no son diablos ni dioses quienes las envían, ni son ejercicios con bombas nucleares, ni es la Tierra enfurecida con la humanidad. Esto se llama geología, es ciencia y es tecnología, y lo sabe un pueblo que quizás acaba de ganar una batalla histórica.

El autor es cristalógrafo, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España y es profesor en la Universidad de Tohoku





Fuente.

9 de marzo de 2011

KISS THE CHEF

Benoit Piet, un francés de 42 años, confensó ante un Tribunal en Francia que es el asesino de su mujer -de la cual se había separado meses atrás- y que, para deshacerse del cuerpo, realizó un asadito con el cadáver para sus siete hijos.

La historia comenzó en el año 2006 cuando se perdió todo rastro de Adeleine, esposa de Benoit Piet y madre de siete hijos. Su marido aseguró en aquélla oportunidad que la nombrada se había marchado por propia voluntad ya que por aquél tiempo estaban en trámites de separación. Incluso Piet sostenía la tesis de un suicidio aunque la Policía nunca le creyó.

Por eso es que las autoridades policiales continuaron con la investigación hasta que en 2008 Piet cambió su declaración sosteniendo que "dos extraños" habían acabado con la vida de su mujer. La policía tampoco le creyó en ésta oportunidad por lo que continuaron con la pesquisa.

Finalmente Piet decidió contar la verdad: "Maté a mi jermu de un mamporro porque me hinchaba las tarlipes y en mayo de 2008, después de dejar estacionar la carne por unos meses, decidí desenterrar del jardín el cadáver y cocinar los restos en un asadito para mis pibes junto con unos choris y unas provoletas", puntualizó Piet en perfecto francés y sin que se le mueva un pelo.

Su hijos, que a partir de saber la verdad se hicieron vegetarianos, estuvieron presentes en el juicio seguido a su padre momento en el que éste les dijo: "prometo decir siempre la verdad. Un tribunal es un buen momento de hacerlo después de tantas mentiras".



NO SEAN MAL PENSADOS...

3 de marzo de 2011

POOLBALL

El universo de deportes idiotas tiene una nueva estrella.
Ogilvy Argentina y Budweiser, son los responsables del nacimiento del “Poolball” que como su nombre lo indica, es un híbrido entre pool y fútbol. 
No es casual que esta disciplina este esponsoreada por una marca de cerveza puesto que hay que estar bien ebrio para diseñar un juego tan estúpido como éste.


Sería más divertido si los obligaran a tomar cinco cervezas cada uno antes de jugar.

Como no podía ser de otra manera se trata pués de una mesa de pool gigante de 7 metros de largo por 3 de ancho, 15 pelotas de fútbol pintadas y numeradas como si fueran bolas de pool y cuatro jugadores sobre la "mesa".
Las reglas son las mismas que el pool salvo que en vez de pegarle a las bolas con un taco, simplemente las patean como si fuera una bocha de "fulbo".

El “Poolball” fue presentado el pasado 22 de febrero en la disco Rumi. Hubo rabonas, jueguitos, tiros de alta precisión, además de patadas, escupidas, piquete de ojos, insultos a la madre y todas esas cosas que hacen bello al fútbol.

 
Así pués tenemos un nuevo deporte que pasa a engrosar las filas de los deportes verdaderamente horrendos entre los cuales podemos mencionar los siguientes:
 
 
Chess Boxing: Consiste en una pelea de boxeo de once rouds en el cual los dos oponentes alternan entre boxeo y el ajedrez. Son 4 minutos de ajedrez y 3 minutos de boxeo. Se puede ganar por nocaut o jaque mate (si es que mantenes la suficiente claridad mental como para jugar al ajedrez después de comerte un par de bollos importantes).
Me gustaría ver a Mike Tyson jugando al chess boxing.
 
 



-"Adrianaaaaaa!!!!!"-


Extreme-Ironing: Es un deporte extremo que consiste en planchar en los lugares insólitos o peligrosos. Un verdadero deporte de riesgo, especialmente para los hombres y no precisamente por tirarse de un acantilado.
Por alguna extraña razón las mujeres no se han visto atraídas por la práctica de ésta disciplina.






Curling: deporte similar a las bochas con la diferencia que, en vez de usar bochas usan una piedra de granito y además se juega sobre hielo. Hay un jugador que impulsa la piedra y otros dos que frotan frenéticamente sobre el hielo una especie de cepillo. Deporte horrendo pero además muy aburrido (igual que las bochas).




Fisicoculturismo: extraño deporte en el que los participantes toman esteroides y compiten por quien tiene los biceps mas firmes y el pene mas pequeño.
 
 
 
 
Fútbol femenino: sin comentarios.

Bueno, pensándolo bien, el fútbol femenino no esta tan mal después de todo.