27 de septiembre de 2011

J.F.K.

Hoy me colgué viendo una serie de documentales sobre el asesinato de J.F.K. (tema sobre el que se dijo y escribió mucho).

De todo lo que vi, me resultó muy interesante el siguiente documental que esta dividido en cuatro partes, especialmente en lo que atañe a la conducta de los guardaespaldas y muy especialmente la del chofer del coche presidencial. 


PRIMERA PARTE.







SEGUNDA PARTE







TERCERA PARTE






CUARTA PARTE






Mucha atención, especialmente a la segunda parte.

22 de septiembre de 2011

LA VACA SAGRADA

Un aldeano de la región india de Bihar, en el norte del país, se quitó la vida tras hallar muerta a su vaca, a la que quería "como a un ser humano".
El fallecido fue identificado como Lakhi Kant Dutta, de 45 años, residente del pueblo de Kushkibagh, según informó Policía regional.

"Dutta se deprimió tras la muerte de su vaca esta semana. Su cadáver apareció ahorcado de un árbol en un huerto el miércoles por la noche", aseguró a la agencia india "IANS" un agente uniformado.
La esposa del fallecido, Kanchan Rani Dutta, reconoció a las fuerzas de seguridad que su marido sentía un amor inquebrantable por el animal, y que "no pudo soportar su muerte".
Lakhi Kant, según la mujer, solía dormir en el establo y quería al animal como a un ser humano.

La vaca, tradicional animal sagrado en el hinduismo, es además un sustento básico para millones de campesinos en la India, donde la mayoría de la población continúa viviendo en las zonas rurales y en condiciones de pobreza.

--------------------------------------------------------------------------------------------
(Me pregunto si se hubiera suicidado en caso de que falleciere su esposa en vez de la vaca).
---------------------------------------------------------------------------------------------
 
 

La verdadera vaca sagrada...
 
 
 
FUENTE.
 
 
 
 

19 de septiembre de 2011

LA PRUEBA DE FUEGO II




Pues bien, como oportunamente se señaló aquí, finalmente tuve mi prueba de fuego en el mundo del buceo. Por primera vez me sumergí, obviamente con el control de mis instructores, en aguas que no fueran las de la pileta donde generalmente se hacían las prácticas.

Cierto es que Córdoba, como en general sucede en Argentina (salvo el Puerto Madryn o algún que otro lugar) no es un sitio ideal para bucear. La visibilidad no es óptima y en definitiva tampoco hay muchas cosas interesantes para ver, más allá de algunos mejillones o alguna "tarucha".
Pero el clima ayudó y además todo fue muy divertido. 


No obstante el objetivo del viaje no es ese, sino demostrar las habilidades aprendidas en las clases teóricas y prácticas para obtener la certificación de Open Water Diver otorgada por PADI, la cual por suerte conseguí.

La experiencia, debo decir, fue fantástica. Villa del Dique es un lugar muy lindo y el clima con mis compañeros, quienes también fueron para certificar el curso, fue muy buena.

El plato fuerte vendrá en Octubre cuando viaje junto con la escuela de buceo a la isla de San Andrés en el Mar Carbie. Ahí si creo que viviré una de las experiencias mas gratificantes de mi vida. No veo la hora de viajar.

En algún lugar, debajo de todo ese equipo, estoy yo.


Desde ya que recomiendo ésta actividad a todo aquél que sepa nadar (no hace falta ser un gran nadador simplemente no tenerle miedo al agua). 
Anímense, que realmente vale la pena.  





9 de septiembre de 2011

LA PRUEBA DE FUEGO



Como ya comenté hace poco tiempo (ver acá) me "pintó la onda" -como dicen los jóvenes de hoy en día (?)- de hacer Buceo.
Cumplido el exámen teórico (el cual aprobé con todos los honores), llega el momento de la verdad: el exámen práctico.

Porque la teoría será muy linda, pero solo es cuestión de sentarse y estudiar el manual. Otra cosa muy distinta es sumergirse en aguas abiertas, sin la seguridad que daba la pileta cuando haciamos las prácticas.
Ya lo dice el refrán "en la cancha se ven los pingos".
Por más que salga el "Manual para jugar como Messi" y lo estudie "de pe a pa", no solo jamás podre jugar como al astro sino que ni siquiera califico para jugar de lateral derecho en la reserva de El Porvenir.

Pero a pesar de ello, con el buceo me tengo una fé bárbara.

El lugar elegido es Villa del Dique en la Provincia de Córdoba. Si algún lector anda este fin de semana por esos pagos y ve a un grupo de buceadores emerger de las profundidades es muy factible que entre ellos me encuentre yo (digo, por si quieren venir a saludar, nomás grinten "Nonoooooo!!!!!").

En fin, veremos que pasa. La semana que viene les cuento como me fue (siempre que haya podido sobrevivir a la experiencia y no me encuentre decorando el fondo del dique o internado en una cámara hiperbárica).







7 de septiembre de 2011

ARGENTINISMO AL PALO

La protesta la realizaron los delegados del subte. La sorpresiva medida de fuerza generó malestar en miles de usuarios que debieron soportar largas filas para acceder a las tarjetas convencionales. "No estamos obligados por reglamento a recargar la tarjeta", se justificaron.

Miles de usuarios no pudieron ayer recargar las tarjetas del Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE) por una insólita medida de los delegados del subte de Buenos Aires y debieron soportar largas filas para acceder por ventanilla a las tarjetas convencionales.

Los delegados realizaron una medida de fuerza que perjudicó a cientos de pasajeros y según se justificaron desempeñar esa tarea les provocó trastornos físicos, como la tendinitis, a "varios compañeros".

"No estamos obligados por reglamento a recargar las tarjetas magnéticas", aseguraron los delegados del subte y reclamaron "ampliar los días de vacaciones" para compensar la tarea extra que deben afrontar.

El delegado de la línea B, Claudio Dellecarbonara, explicó en diálogo con Radio 10 que "el reclamo lleva más de seis meses" y confirmó que reclaman "una mejora en el sistema de licencias y de francos" por la tarea extra que deben hacer los empleados.

Dellecarbonara adujo que "además de los trastornos físicos, la implementación de este sistema ha traído como consecuencia el aumento de la carga laboral de los trabajadores, por el incremento que significa que muchísimos usuarios se vuelquen a cargar las tarjetas en las boleterías".

Según indicó el delegado sindical de la línea B, "hay 30 empleados con licencia por tendinitis y por otras cuestiones", e insistió en su reclamo de "mejorar las condiciones de trabajo".

Según indica Diario Popular, la sorpresiva e insólita protesta afectó ayer a los usuarios en las seis líneas de subterráneos que recorren la Ciudad y el Premetro. Esta mañana, según pudo corroborar Infobae.com los pasajeros ya podían recargas su tarjeta magnética.

Sin embargo, Dellecarbonara amenazó con profundizar la protesta y ya adelantaron que de no recibir una respuesta favorable podrían "adoptando medidas gremiales más contundentes, como la liberación de molinetes o un paro en el servicio".

Desde la Secretaría de Transporte calificaron de "desopilante" la medida de fuerza. El secretario Juan Pablo Schiavi pidió prudencia y le reclamó "mesura a los delegados, porque no es comprensible lo que plantean".

Tanto la tarjeta SUBE como la alternativa Monedero, de la empresa concesionaria del servicio, se carga mediante un sencillo procedimiento: el usuario acerca su tarjeta magnética a la terminar electrónica que está ubicada en las boleterías, le pide el importe que va a cargar al boletero y este con un teclado ingresa el monto del crédito.



"Nosotro, lo trabajadore..."
---------------------------------------------------------------------------------------
 
Por si hay alguno que todavía no viajó en el subte porteño, le comento que hay dos formas de hacerlo.

Usted puede adquirir un subtepass, que no es mas que un cartoncito, que puede llegar a valer un viaje o dos o más. Este cartoncito lo mete por una ranura del molinete, luego se escucha un "pip" y finalmente el mismo sale por otra ranura para que una especie de semáforo ubicado en el mentado aparato le anuncie que ya puede ingresar.

La otra posibilidad es adquirir en alguno de los puntos de entrega la tarjeta SUBE la cual tiene dos ventajas. La primera es que puede cargarla con toda la plata que quiera (puede cargar cien mangos si lo desea). Esto esta bueno porque la carga una vez sola y le dura todo el mes evitando hacer largas colas todas las mañanas y repetirlas a la tarde para viajar en subte.

La otra ventaja es que también puede utilizarse para viajar en colectivo y de tal manera no llevar en los bolsillos toneladas de moneditas de $0,10 o exponerse al embarazoso momento que supone poner la monedita en la máquina y que ésta, por alguna razón, no la tome y la haga pasar de largo, con el consecuente reclamo al chofer quien, con esa simpatía que caracteriza a los colectiveros porteños, sopleteará la máquina expendedora de boletos con una manguera, mientras murmulla algo incomprensible para nosotros.

Pues bien, lo que aparentemente molesta a los trabajadores del subte es cumplir con la ciclópea tarea de tomar la tarjetita, apoyarla en un lector, cargar en monto pretendido a través de un teclado y regresársela al usuario, operación que demora cinco segundos (o menos) y que no modifica de ninguna manera la cómoda posición de su pesado culo en la silla en la cual se asienta. 
Eso es todo.
¿No parece mucho, no?

Al contrario, este sistema debería beneficiarlos y hacer mas llevadera su jornada laboral. Al fin y al cabo ya no tienen que pelearse con los usuarios por la falta de cambio, porque se cargan cifras redondas (nadie carga $24,78) y de hecho la tarjeta es mucho menos pesada que un manojo de monedas.
 
Para mi que la tendinitis de esos empleados se habría producido de tanto rascarse los huevos dentro de la cabina.
Me imagino a un minero leyendo ésta nota.
 


Fuente infobae.com





2 de septiembre de 2011

CAUDILLISMO AL PALO

Las bodas reales solían acordarse entre los reinos para obtener ventajas políticas, militares, comerciales y para lograr y mantener riquezas, status y predominio de determinadas familias.

Algunas cosas nunca cambian, sino veamos lo que pasa en la Provincia del Chaco.

Pero antes, una pequeña aclaración para los eventuales lectores de otros países, particularmente para aquéllos que habitan verdaderas repúblicas democráticas: es muy común en la Argentina que los intendentes se perpetúen en sus cargos hasta el día de su muerte y no precisamente por la calidad de su gestión. Así sucede por ejemplo en el Partido de la Costa, Provincia de Buenos Aires donde luego de mas de veinte años de gobierno de un tal De Jesús, fue sucedido por... su hijo. O en Lanús donde Quindimil fue un intendente prácticamente vitalicio.
Por eso se que, para un lector extranjero esto puede generar mucho asombro. Pero bueh... tal vez permita comprender porque estamos como estamos en estas latitudes.

---------------------------------------------------------------------------------
En uno de los bancos de cemento de la plaza del pueblo, ella aprovecha para hacerle un reproche a su marido, sentado a su lado. "Hay noches en que los dos llegamos cansados de trabajar, y la que tiene que cocinar soy yo. ¿Por qué?", se pregunta. Ante ello su marido, en vez de responder como un macho argentino con un contundente "porque sos mujer" responde con un pusilánime  "Pero yo siempre lavo los platos" (¡¡¡DOMINADO!!!), improvisa él. "¡Ay, sos un machista!", le dice ella, y para dar por terminada la discusión, le toma la mano y le regala una sonrisa (DOMINADO Y POLLERUDO).


La charla no tiene secretos para cualquier pareja con algún camino recorrido. Pero sus protagonistas son especiales (zoy ezpezial). El, Pedro Maidana, de 28 años, es el intendente de este pueblo, desde 2004 (¿entonces fue intendente a los 21 años?), y se postula para un nuevo mandato. Ella, Claudia Panzardi, de 34, es, desde hace ocho años, jefa comunal de Laguna Blanca, una localidad ubicada a 60 kilómetros, y también es candidata a la reelección (si sumamos los años que ellos fueron intendentes y los sumamos a los años en los que la intendencia fue ejercida por sus respectivos padres ¿cuanto nos da?) . Se casaron el 14 de mayo de 2005, cuando los dos ya habían asumido como intendentes en sus pueblos, después de un año de noviazgo.

"Algunas noches dormimos en Colonia Elisa y otras, en Laguna Blanca", cuenta él, un hombre de estatura media, unos kilos de más, ojos claros y pelada incipiente, y dice que son como cualquier matrimonio cuyos integrantes trabajan en ciudades distintas (entonces debe ser un verdadero desastre). "Pase lo que pase, al final del día nos juntamos. De última, si andamos medio peleados, dormimos uno para cada lado" (menos mal que, dentro de todo, ambos pertenecen al mismo partido), acota ella, una mujer delgada y de facciones refinadas.

Como sucede en algunas historias de amor, el romance de los intendentes parece un camino trazado de antemano por el destino. Se conocieron el 26 de octubre de 2003, durante el velorio del padre de él, Humberto Maidana (que hasta ese momento gobernada a los 6000 esclavos algodoneros de ese pueblo), hasta que murió en un accidente náutico. Ella fue a acompañar a su padre, Américo Panzardi, por entonces amo y señor de Laguna Blanca, de 2000 esclavos, y amigo del dirigente fallecido. Una semana después, el que murió de un repentino paro cardíaco fue el padre de Claudia y el que fue a ofrecer sus condolencias fue Pedro.

 "Participamos juntos de una reunión partidaria, porque el peronismo tenía que definir quiénes iban a ser sus candidatos en los dos pueblos. Las dos intendencias habían quedado acéfalas", cuenta Pedro, y confiesa que quedó impactado con la belleza de Claudia apenas la vio ("ta rrrrre fuerrrrrte tá!!!), en el velorio de su padre (la verdad que levantarse a una mina en un velorio no da). Algo sonrojada, ella se sonríe y explica: "Nos empezamos a frecuentar mucho; nos acompañamos y nos dimos apoyo".

El 18 de marzo del año siguiente, cuando Claudia ya había sido coronada tras haber ganado las elecciones y tres días antes de que Pedro fuera ungido en su localidad, él la invitó a cenar. Se le declaró en una noche estrellada minutos antes de la medianoche (acá es cuando las lectoras deben suspirar como quinceañeras "aaahhhh"). Más de siete años después, viven con sus dos hijos y con otros dos de un matrimonio anterior de Claudia. Los que tienen edad escolar, príncipes Claudio y Marilyn, estudian en Resistencia, a menos de 30 kilómetros de Laguna Blanca.

En el medio de una intersección de rutas (la seguridad ante todo)

Sin dejar de saludar a los vecinos que pasean por la plaza, los dos intendentes se pisan (tipico matrimonio en el cual uno interrumpe al otro a cada momento) para señalar que fue el entonces senador y actual gobernador, el kirchnerista Jorge Capitanich, el que les dio el empujón decisivo para que se animaran a postularse (con la lógica bendición papal del "Neshtor"), tras la muerte de sus respectivos padres  (es decir que, muertos los señores feudales, lo mejor era casar a los hijos y unir los dominios... esta bien pensado). La cara sonriente del mandatario se ve en los carteles gigantes ubicados en los accesos a los dos pueblos. Los parecidos no son coincidencia. "Nos la pasamos hablando de política y nos copiamos los proyectos. Ahora, Pedro se copió de mi eslogan de campaña", cuenta ella. "¡Es mentira!", interrumpe él, pero enseguida le da la razón a su esposa (insisto, no puede ser taaaaaaaan pollerudo): "Yo soy más analítico, pero ella es más intuitiva".

Los pasacalles y las pintadas que promocionan la reelección de Maidana con la frase "Juntos podemos más" se repiten en cada paredón de este pueblo rural, dedicado al cultivo de algodón, en el que se destacan los edificios públicos de ladrillo a la vista, recién construidos. También en una de las esquinas de la plaza, que tiene en el centro bustos de bronce de Perón y de Evita, y una placa de mármol blanco en memoria de Néstor Kirchner. Aquí, la Presidenta alcanzó el 75 por ciento de los votos en las primarias, diez puntos menos que en Laguna Blanca.

En este último pueblo, que sólo se alborota los cuatro días de la semana en que pasa el tren, también puede verse una postal de puro peronismo. El año pasado, la intendenta inauguró una plaza con un mural de madera tallada, dedicado a Eva Perón (como bien se anticipó, es de "puro peronismo"). Es, junto con el juzgado de paz, el registro civil y el jardín de infantes (¡¡¡que pueblo avanzado!!! tiene un jardín de infantes y todo, claramente es otro logro del "modelo"), la construcción más moderna de un pueblo de menos de diez manzanas (si... leyó bien... el jardín de infantes es la construcción mas "moderna"), que da la bienvenida a los visitantes con un manto rosado de lapachos a cada lado de la ruta de acceso, también rodeada de plantaciones de acelga y lechuga.

Los dos intendentes también se copiaron a la hora de recordar a sus antecesores. Claudia bautizó Américo Panzardi al nuevo polideportivo del pueblo. Pedro le puso el nombre de su padre a la avenida principal ("puro peronismo" ver párrafo anterior).

Después de ocho años, en Laguna Blanca, los vecinos parecen tan habituados como la pareja. "A nosotros no nos trae ningún problema. Ella sodomiza a su pueblo y él al suyo", dice, de delantal azul, Alicia Centurión, cocinera del jardín de infantes. "Somos como una gran familia y, cuando algún vecino tiene que ir para Colonia Elisa, ella lo lleva gratis", agrega, parada al lado de dos chicos que desafían a la velocidad en una calesita.

En Colonia Elisa, Anselmo Cardozo, candidato a intendente por el radicalismo, concede que es subjetivo decir que la gente no quiere a Maidana, dado que en 2007 ganó por más del 75 por ciento de los votos, pero cuenta que en sus recorridas de campaña siempre escucha la misma queja. "Casi nunca se lo encuentra en la municipalidad, porque vive en Laguna Blanca." (PORQUE ES UN PO-LLE-RU-DO ¿cuando lo van a entender?). 

Uno de los que protestan por eso es José Caro, un vasallo de la construcción jubilado, que se acoda en la reja de entrada a su casa y pide ser escuchado ("escuchenmen"!!!). "El intendente nunca está acá y la gente se queja mucho de eso", dice. "¡Ay, vos porque sos un renegado!", lo reta su mujer (¡¡¡PERO QUE PASA EN ESTE PUEBLO!!! ¿SON TODOS POLLERUDOS?), Francisca Toledo, nacida en Colonia Elisa, al que define como el mejor pueblo de la provincia.

En ese último punto tampoco hay acuerdo entre Claudia y Pedro. Ella cuenta que sus hijos quieren ser intendentes de Laguna Blanca (lógicamente, no hay que perder el feudo). Con una sonrisa de costado, él le recuerda que los dos chicos tienen domicilio en Colonia Elisa.

----------------------------------------------------------------------------------
 
Tomando en consideración que la Kretina anda solita y con ganitas, podríamos tratar de engancharla con algun mandatario de algún país "primermundista" a ver si la cosa mejora. 


Hay que buscarle un candidato a la reina.