12 de julio de 2012

ELOGIO DE LA CLASE MEDIA

(Brillante artículo escrito por Marcos Aguinis para el diario La Nación del día 22 de junio de 2012)



Prejuicios fósiles mantienen el desprecio por la clase media. Se la menciona con cierto pudor, porque no tiene límites claros y se la vincula con los rasgos mezquinos, crueles e insensibles de la burguesía y pequeña burguesía bien descriptos en poderosos textos de la literatura universal. Sin embargo, la realidad no es tan esquemática ni rígida. Ahora sabemos que la clase media no se reduce a sus defectos, porque defectos tienen todos los niveles.

Ya es hora de enaltecer sus virtudes, especialmente las de la clase media argentina, que llegó a ser la más importante y fértil de toda América latina. Nuestro país la desarrolló de forma excepcional. No hay otro donde haya alcanzado tanto desarrollo y gravitación en brevísimo tiempo, sobre un territorio distante y bastante desertificado.

Con la Organización Nacional iniciada en 1853 empezó una corriente inmigratoria que aumentó su caudal hasta convertirse en un impresionante río, que llegó a prender la alarma de quienes suponían que estaban en riego los pilares de la identidad nacional. No estuvo en riesgo la identidad nacional, sino el atraso asociado a reaccionarias tradiciones coloniales. En pocas décadas la mayoría de los inmigrantes que llegaban con una mano adelante y otra atrás aprendieron el idioma, asimilaron costumbres y se integraron de forma intensa y definitiva. Fueron los principales protagonistas del fenómeno que engrosaba esta brumosa nueva clase, que hasta entonces había sido muy delgada. Los recién llegados no traían dinero, sino agobio por el hambre y las persecuciones. Querían aplicarse al trabajo para mejorar su vida. Llegaban a un país donde había comenzado a funcionar una Constitución inclusiva que generaba esperanza. Aumentó y mejoró la demografía del campo y de las ciudades. Como resultado de la buena dirección que había tomado el país, se produjeron novedades que hicieron crujir las viejas estructuras. La Argentina crecía al galope y se iba convirtiendo en un caso que provocaba la curiosidad del mundo.

De una generación a otra, la clase media no sólo acrecentaba su volumen, sino su protagonismo. Tanto en el campo como en las ciudades empezó a consolidar valores que operaron como semillas. Esos valores dieron sustento a tres culturas: la cultura del trabajo, la cultura del esfuerzo y la cultura de la honestidad. Había consenso en que nada llegaba gratis. Ningún derecho se obtenía sin la correlativa obligación. Era posible prosperar, pero sólo mediante la actividad intensa y correcta. La deshonestidad era tan mal vista que una familia dejaba de asomarse a la vereda si alguno de sus miembros cometía un delito.

No se estableció un paraíso bíblico, porque abundaron las excepciones. Pero predominaban las tres culturas mencionadas. En el optimista clima que reinaba dentro y fuera del hogar flotaba el anhelo del progreso. Una "sana" ambición, como se dice ahora, porque la ambición a secas ha comenzado a sonar como una disonancia. Era común la ambición de tener una vida digna, constituir familias sólidas, educar a los hijos, gozar de la cultura, ascender. No se aspiraba a fortunas enormes, sino a las que permitiesen lograr los objetivos irrefutables (maravillosos) de la vida digna, la familia sólida, la buena educación de los hijos y un razonable progreso. Los menciono con insistencia, porque son los caminos que deberíamos recuperar.

Por desgracia, esas tres culturas empezaron a ser derruidas en la primera mitad del siglo XX. La cultura del trabajo fue reemplazada por la de la mendicidad, la cultura del esfuerzo por la del facilismo y la cultura de la honestidad por la de la corrupción. Lo revela con una elocuencia insuperable el tango "Cambalache", compuesto en 1935, hace casi ochenta años. Tiene una estremecedora vigencia.

Todavía resuena la burla que entonces se hacía a los inmigrantes analfabetos que se apuraban por tener un "hijo dotor". Pese a las dificultades de todo orden, los tuvieron, y en gran cantidad. El estudio era un dato cotidiano, infaltable, obligatorio. Todos los niños debían ir a la escuela y una gran parte luego pasaban a establecimientos técnicos o colegios secundarios. Hasta en el servicio militar se debía educar a los conscriptos. Al mismo tiempo, crecieron las universidades con profesionales, docentes e investigadores que asombraron al planeta y hasta obtuvieron el premio Nobel. Era un ejército de gente admirable que, en su inmensa mayoría, por supuesto, se originaba en la clase media.

En aquella época de predominante clase media se aplaudía el mérito, se elogiaba la tenacidad. No se concebía consolar al que quedaba abajo haciendo descender al que llegaba arriba, porque significaba igualar hacia la fosa y quitar incentivos (nefasta política establecida más adelante). No se le tenía miedo ni desconfianza a la competencia, porque movilizaba los resortes del esfuerzo y mejoraba los resultados del conjunto. Era una mirada opuesta a la que vino después.

Los docentes estaban bien pagados. Eran "maestros" de verdad, no simples y aburridos "trabajadores de la educación". Se esmeraban por mejorar la calidad educativa. Recibían un gran respeto por parte de los alumnos y sus padres (no era concebible que sufrieran las agresiones de los últimos tiempos). Desempeñaban roles centrales en la vida social. Como parte de esa obsesión por el estudio brotaron centenares de bibliotecas públicas, pagadas, cuidadas y ensalzadas por la misma gente. En ese ámbito circulaban los fermentos del empeño y la decencia que caracterizaban a una clase media que no dejaba de crecer. Se multiplicaban los escritores, periodistas, dramaturgos y talentos artísticos en las bellas artes, la música y el teatro. Era una primavera larga, con los altibajos de la adolescencia que caracteriza a ese período, por supuesto.

En lugar de descalificarla -como hacen ideólogos arcaicos-, deberían desplegarse los proyectos que contribuyeran a convertir la clase media argentina en el lugar hacia donde se afanen por integrarse quienes sufren pobreza y desconsuelo. No es la clase media la que tiene que achicarse, sino la clase pobre y desposeída, que ya supera la mitad de nuestra población.

Los profesionales no obtienen una retribución equitativa a sus méritos o empeños. La educación declina. Ni una sola de nuestras universidades se menciona en el ranking de las cien mejores del mundo. Las certeras bofetadas del tango "Cambalache" no son tenidas en cuenta para superarlas. A la inversa, parecieran haberse convertido en una guía de mucha gente, en especial los versos que dicen "el que no roba es un gil" y "todo es igual". No todo es igual, aunque hacia allí impulsa un igualitarismo utópico que descalifica el trabajo, no honra el esfuerzo, calumnia la competencia y defiende a los corruptos.

Un grueso sector de la clase media está compuesto por las pymes. No es frecuente escuchar que se las tenga debidamente en cuenta. Son las proveedoras de muchísimos puestos de trabajo y esa virtud no es objeto de halagos entusiastas. En ellas se ejercen la imaginación y el músculo. No viven de la limosna ni de los subsidios. Funcionan en las ciudades grandes y pequeñas, en el campo y en los lugares más alejados del país. Pero sufren una impiadosa extorsión impositiva. El dinero que se les quita no se dirige a obras de infraestructura ni a una mayor eficiencia del Estado, sino para mantener un Estado elefante, voraz, ciego, irracional y caprichoso, que desperdicia sus riquezas en burocracia, amigos, ñoquis y punteros.

La clase media parece condenada hoy en día. Durante el "Rodrigazo" se publicó en el entonces diario La Opinión un artículo cuyo título se hizo famoso: "Réquiem para la clase media". Fue acertado. La clase media declinó tanto que ya ni es atractiva para los que buscan conseguir votos.

En el sector condenado a la pobreza tampoco todos son iguales. Existen, sobreviven y luchan millones de seres para mejorar su condición y darles educación a sus hijos. Muchos no tienen acceso a las necesidades básicas. Son víctimas de un sistema perverso que proclama defenderlos y en realidad los aliena y usa. Están atrapados. Hasta los niños deben recurrir a una mendicidad que retuerce las vísceras, a trabajos en negro, a trabajos temporales, a ser cartoneros o acróbatas junto a los semáforos, o a rendirse al consuelo letal de las drogas. Muchos ni saben cuáles fueron las virtudes de una clase media boyante. No se los ayuda con políticas de Estado coherentes. El nefasto populismo que nos envenena necesita que haya muchos pobres para sobornarlos y quitarles el voto. Los publicitados planes sociales no resuelven problemas, porque sólo anestesian la rabia. No sería lógico negar la importancia de la anestesia. Pero una anestesia sólo debe aplicarse para curar en serio. Crece una pobreza marginal que se amontona en los suburbios y padece graves conflictos. Es una masa de argentinos que no ven el horizonte. Los han convencido de que "tienen derecho" a los subsidios sin inculcarles al mismo tiempo sus obligaciones basadas en las tres culturas de la clase media: trabajo, esfuerzo y honestidad.

En síntesis, es hora de recuperar el orgullo de ser miembro de la clase media que hizo grande a la Argentina, destacar sus valores, brindarle el máximo apoyo y conseguir que vuelva a ser la vanguardia de un progreso sustentable.




...






6 de junio de 2012

EL RAP DE STARBUCKS

(O cómo perder el tiempo en la escuela)





I need a caramel macchiato so make it a grande
A double shot espresso, extra whip on a latte
A Tazo passion or green shaken iced tea
And while you're at it, heat up a muffin for me
I wanna peppermint white chocolate soy milk mocha
Don't make it to hot, cuz I don't wanna choke-a
I want something else, wait a second or three
Yeah a pumpkin spice frap light blended coffee
I wanna triple grande cinnamon latte with soy
And a copy of Shep's book Beautiful Boy.
Give me something else, I want something to eat
Cuz a seven layer bar is my favorite treat.
I want a cream cheese Danish and a hot cross bun
And a poppy seed bagel, just for fun
Now that I have plenty of food
I got one more order so make it good
A tall caramel frap with caramel on top.
Flat lid two napkins don't spill a drop
Don't worry 'bout payment cuz I got a gift card
Hope this complicated order isn't too hard
But I really do hope I get my order for free
If not y'all gotta spit a rap back at me.



...




1 de junio de 2012

MAS VOCES EN CONTRA DE LA DESIGNACIÓN DE REPOSO

(Esto viene de acá )

El Legislador Daniel Presti- bloque PRO de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires- presentó proyecto contra la designación del Dr. Daniel Reposo como Procurador General de la Nación. “Reposo fue designado Síndico Titular en Papel Prensa SA, siendo tristemente recordado por haber sido quien tapó con su mano las cámaras que grababan una asamblea de directorio, luego de que el Secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, interviniera la empresa y apareciera con guantes de box, impidiendo la votación” señaló el Dr. Daniel Presti.La postulación del Dr. Daniel Reposo, efectuada tras la renuncia del Dr. Esteben Righi, ha recibido una importante cantidad de observaciones por parte de Legisladores nacionales, entidades y relevantes figuras del campo del Derecho.

También en la iniciativa presentada por el Legislador Daniel Presti se afirma que el Dr. Daniel Reposo durante su gestión en la Sindicatura General de la Nación “avaló la compra de 19 autos de alta gama, hecha por Boudou, sin licitación, cuando era Ministro de Economía, operación que está siendo investigada por la Justicia. Paradójicamente, uno de esos automóviles fue para la SIGEN, pero una vez abierta la investigación judicial, el organismo debió devolverlo”. El Dr. Daniel Presti sostiene además que “la propuesta de una persona con escasos antecedentes y al menos un cuestionado desempeño en su gestión, no hace más que profundizar el daño ocasionado, y puntualmente en este caso, poco aporta para el fortalecimiento de una Justicia verdaderamente independiente”.



Buenos muchachos.




 
 
.-...

EFECTO AXE

El indio Vaibhav Bedi demandó a la marca de desodorantes Axe y señaló en la acusación que las promesas falsas de la empresa le causaron un sufrimiento mental. Además aseguró que utilizó productos de la marca durante siete años, sin que esto repercutiera significativamente en su capacidad para “conseguir mujeres”.

Indignado y con argumentos, Bedi presentó desodorantes en aerosol, a ruedita, antritraspirantes y lociones corporales como pruebas para que sean analizadas por un laboratorio.

“¿Dónde diablos está el “Efecto Axe”? Lo he esperado durante siete años, desde que estaba en el colegio hasta ahora que trabajo en una oficina y ninguna mujer ha accedido a salir y tomarse una taza de té o café conmigo, pese a que estoy seguro de que pueden oler mis perfumes y desodorantes, porque siempre me los aplico en abundancia”, contó el joven en su demanda.




"Uso Axe desde hace años y no consigo ni una mina, me engañaron!!"


 
 
Fuente

29 de mayo de 2012

TIPO IDÓNEO





El Procurador General de la Nación vendría a ser algo así como el jefe de los Fiscales. Un 
cargo de tamaña altura requiere poseer la idoneidad que se le exige, por ejemplo, a los Ministros de la Corte Suprema. 
Daniel Reposo, persona propuesta por la Presi, mintió descaradamente en su currículum (a ésta altura hay que ser un militonto muy pelotudo para creerse el argumento del "error de tipeo"). 
Pero éste no es el hecho más significativo (al fin de cuentas no sería la primera vez que el oficialismo nos miente).
Las cuestiones verdaderamente graves, porque ponen en evidencia el lamentable deterioro institucional de éste país, son dos, a saber:


1) Que el futuro jefe de los fiscales se haya recibido de abogado con un promedio de 4,72. Tuvo que rendir TRES VECES Derecho Constitucional II. Penal I y Penal II las aprobó con 4 y Procesal Penal con 5.
¿Esta es la persona más idónea para el cargo?
¿En serio Presi? 
¿En serio militonto?
No ejerció la docencia, nunca escribió una mierda, no tiene un doctorado, ni un master, ni una especialización, NI NADA DE NADA!!!
Sólo tiene un título de abogado con un promedio de 4,72.
¿Con que autoridad académica y moral éste tipo va a ponerse al frente del Ministerio Público Fiscal?


 2) Que el futuro jefe de los fiscales se haya declarado públicamente como "un soldado de Cristina".
¿Podemos esperar que prosperen las investigaciones sensibles que se están llevando a cabo y que involucran a varios miembros del gobierno nacional cuando el jefe de los fiscales en un "soldado de cristina"?







....




17 de mayo de 2012

BUCEANDO EN ANGRA, BRASIL


Bastante tiempo desde la última actualización. 
Pero todo tiene una explicación; me fui unos días a bucear a Brasil y volví tan relajado y con tanta pachorra que no tenía ganas de nada.

Muy recomendable lugar para ir a bucear, especialmente porque no hay necesidad de bajar muchos metros de profundidad para tener un buen espectáculo. Entre los ocho y los diez metros esta lo mejor (si bajan más solo verán arena).

Si bien no es tan espectacular como el Caribe, es una opción muy buena.

Párrafo aparte para la posada Jamanta. Ideal para buceadores. 

A continuación algunas fotillos....

PD: ya alcancé el nivel "Advance" y ahora voy por el "Rescue". 











En algún lugar, debajo de todo ese equipo, estoy yo.

La posada de noche.
























También había tortugas.






....





10 de abril de 2012

TODO SEA POR LA CIENCIA...

LONDRES (El País).- David Gollancz tenía 12 años cuando, en1965, sus padres le dijeron que lo habían concebido por inseminación artificial. Pero no le contaron quién era su padre biológico. Siendo ya adulto, este abogado londinense descubrió por fin que su padre era el biólogo de origen austríaco Bertold Wiesner, que en los años 40 había fundado junto a su mujer, Mary Barton, la clínica de fertilización London Barton.
La mayor sorpresa llegó en 2007, cuando tras las pruebas de ADN practicadas a 18 personas nacidas gracias a los tratamientos de Wiesner se descubrió que 12 de ellas eran hijas del propio Wiesner, que había actuado como donante de esperma. En declaraciones al diario The Sunday Times, Gollancz afirma que un cálculo conservador hace pensar que entre 300 y 600 de los 1500 bebes concebidos en la clínica mientras estuvo abierta, desde los años 40 hasta mediados de los 60, pueden ser hijos del doctor Wiesner, fallecido en 1972, a los 70 años. Un especialista consultado por el diario eleva esa cifra hasta 1000.
El caso plantea la posibilidad de que algunos de esos 600 hijos se hayan podido casar entre sí y hayan concebido hijos con los riesgos de las parejas consanguíneas. Hoy es muy difícil que se produzca un caso como ése. Legalmente, al menos, es imposible en el Reino Unido, donde la ley establece que los donantes de esperma sólo pueden fertilizar a un máximo de diez familias. La ley establece el tope en familias y no en hijos para permitir que una misma familia pueda tener varios hijos del mismo donante si así lo desea.
Gollancz, abogado de profesión y residente en Londres, ha localizado ya a 11 medios hermanos, entre ellos el documentalista y cineasta canadiense Barry Stevens. Es difícil saber cuántos hijos exactamente concibió el médico angloaustríaco y quiénes son, porque Mary Barton, quien falleció en 2002, destruyó todos los archivos de la clínica.






6 de marzo de 2012

LOS PELIGROS DEL CIGARRILLO..... ELECTRÓNICO



Tom Holloway estaba intentando dejar de fumar por lo que recurrió al cigarrillo electrónico, con tan mala suerte que el aparato le estalló en la boca arrancándole algunos de los dientes y destrozándole la lengua, además de producirle quemaduras en la cara.

Joseph Parker, del Departamento de Bomberos de North Bay, en Florida, explicó que lo sucedido fue como “sujetar un pequeño cohete con la boca y que de pronto explote. La batería salió del tubo y comenzó a arder”.


Los investigadores dijeron que por el momento desconocen la marca del cigarrillo electrónico aunque sí señalaron que la batería del dispositivo era de litio y recargable.


El jefe de bomberos Joseph Miller afirmó que la víctima se puso en contacto con el departamento para agradecerles su ayuda y les comentó que se estaba recuperando en un hospital en Mobile, Alabama.


Thomas Kiklas, cofundador de Asociación Tobacco Vapor Electronic Cigarette,  aseguró que no conoce un caso similar al de este señor y eso que en Estados Unidos más de 2,5 millones de estadounidenses consumen cigarrillos electrónicos.





-------------------------------------------------------------------------------------------------------

¿QUE ES UN CIGARRILLO ELECTRÓNICO?

Es un dispositivo con forma de cigarrillo que emite una suerte de vapor para simular el humo de un cigarrillo convencional. Casi como si fuera un pequeño nebulizador.

Si bien sería menos tóxico que un cigarrillo convencional, no se ha demostrado aún cabalmente que sea completamente inofensivo en virtud de las sustancias que contiene ese vaporcito que genera (independientemente de lo que le sucedió al sujeto de la nota).





Que suerte que no fumo.


....



10 de febrero de 2012

LA TAPA DEL DIARIO CRÓNICA CON EL CADÁVER DE JAZMÍN DE GRAZIA

Por si alguno todavía no se enteró, hace unos días encontraron sin vida a la modelo Jazmín de Grazia lo cual causó gran revuelo mediático. Debo reconocer que no la tenía muy presente antes de éste episodio, pero ciertamente era una mina muy linda.
Las características atípicas de su fallecimiento, ahogada en su propia bañera aparentemente después de haber consumido drogas, le garantizaban al caso bastante (y habitualmente pésima) cobertura mediática en las semanas sucesivas. Sin embargo el caso había quedado un tanto relegado por el también reciente fallecimiento de Spinetta (y algunas pavaditas menores como la escalada diplomática por el tema de las Islas Malvinas y la represión a quienes se manifestaban en contra de las actividades mineras en Catamarca).




Sin embargo en el día de hoy éste triste episodio vuelve a estar en boca de todos, no por una revelación interesante de la investigación, sino porque el diario Crónica, pasquín de pésimo gusto que ya nos tiene acostumbrados a exabruptos de toda naturaleza, "accedió" gracias a fuentes policiales, a las fotografías que le fueron tomadas al cadáver de la nombrada modelo, que yacía en el piso del baño, luego de haber sido encontrada por su novio y luego de los intentos infructuosos de reanimarla. Es importante hacer hincapié que dicho periódico obtuvo las fotografías de fuentes policiales (fuentes que está en todo su derecho no revelar) ANTES de que las mismas llegaran a conocimiento del Juez y Fiscal intervinientes.

Dicho diario, sin ningún escrúpulo, con la única y deleznable intención de vender más ejemplares a costa de una muerte, publicó las imágenes a todo color y en su portada del día de hoy. Esto despertó el justificado enojo de la gente que manifestó su repudio en diversas redes sociales y medios de comunicación. Me sumo a ellos.

Lucrar de ésa manera con la muerte es un acto repudiable desde todo sentido, particularmente desde el punto de vista moral.
¿Pero que dice la ley al respecto?
Veamos.

El derecho a la imagen forma parte de los llamados "derechos personalísimos" (integridad, identidad, honor, etc.) y permite al titular del mismo oponerse a que otras personas capturen, reproduzcan o difundan su imagen sin su consentimiento. 

Cuando dicho derecho el violado, el damnificado tiene derecho a demandar el cese de la reproducción de la imagen como así también la consecuente indemnización por daños y perjuicios.
Pero más grave se torna la cuestión cuando dicha reproducción, además de vulnerar la intimidad, también afecta el honor de la persona, lo cual configuraría una doble infracción.

Al respecto el art. 1071 bis del Código Civil enumera cuales son las hipótesis de injerencia arbitraria en la vida ajena y la violación de la intimidad: "El que arbitrariamente se entrometiere en la vida ajena, publicando retratos, difundiendo correspondencia, mortificando a otros en sus costumbres o sentimientos, o perturbando de cualquier modo su intimidad, y el hecho no fuere un delito penal, será obligado a cesar en tales actividades, si antes no hubieren cesado, y a pagar una indemnización que fijará equitativamente el Juez, de acuerdo con las circunstancias; además, podrá éste, a pedido del agraviado, ordenar la publicación de la sentencia en un diario o periódico del lugar, si ésta medida fuere procedente para una adecuada reparación".

Por supuesto que la persona en cuestión puede autorizar la utilización de su imagen y no habría entonces cuestión alguna. 
¿Pero que pasa en el caso de un cadáver, en el cual obviamente es imposible que haya consentimiento?

Para eso hay que ir a la ley 11.723 de propiedad intelectual.
En ella el art. 31 dice: "El retrato fotográfico de una persona no puede ser puesto en el comercio sin el consentimiento expreso de la persona misma y muerta ésta, de su cónyuge e hijos o descendientes directos de éstos, o en su defecto del padre o de la madre. Faltando el cónyuge, los hijos, el padre o la madre, o los descendientes directos de los hijos, la publicación es libre....Es libre la publicación del retrato cuando se relacione con fines científicos, didácticos y en general culturales, o con hechos o acontecimientos de interés público o que se hubieran desarrollado en público".

Cabría preguntarse si la publicación de las fotos de Jazmín de Grazia por parte de Crónica, encuadra en alguno de estos supuestos. 
Debe destacarse, a la luz del último párrafo de dicho artículo, que siempre esta hablando de publicaciones no ofensivas. 
No parece ser el caso, ya que nadie de la familia prestó su consentimiento y porque además, no son fotos de su actividad como modelo, sino que son imágenes visiblemente violentas de un cadáver en el piso, altamente ofensivas para la familia de la occisa y para la memoria de ésta misma. 

Es muy habitual que se presente éste choque entre la libertad de prensa y el derecho a la intimidad, ambos contemplados en la Constitución Nacional. En ese enfrentamiento ¿cual derecho prevalece, si es que prevalece alguno? La doctrina, como suele suceder, esta dividida. Algunos dirán que el derecho a la intimidad prevalece mientras que otros sostendrán que ambos tienen la misma jerarquía. 
Sobre éste punto hay que señalar además que todas las personas gozan del derecho a la intimidad, incluso aquéllas que son famosas y pertenecen a la farándula, circunstancia que parecen olvidar los programas chimenteros que pueden verse a la tarde en la t.v. que viven (y lucran) violando la intimidad de las personas muchas veces sacando a la luz aspectos de la vida privada sumamente delicados. 

Cuando se tratan temas de ésta naturaleza suele mencionarse el famoso caso "Ponzetti de Balbin C/ Editorial Atlántida" (CSJN 11/XII/84) , verdadero leading case en la materia (hay más fallos sobre el tema pero analizarlos a todos sería demasiado largo para un modesto blog).
En aquella oportunidad una revista publicó imágenes del recordado político en momentos en que se encontraba internado en la sala de terapia intensiva de un nosocomio. Luego éste falleció y sus familiares demandaron a la editorial.
Al respecto la Corte Suprema de Justicia sostuvo que la libertad de prensa es un derecho absoluto, pero solo respecto a la censura previa. Por eso de ninguna manera la ampara de tener que responder por los daños y perjuicios que su actividad pudiera generar cuando se abusa de dicho derecho.
Es decir que publicar podes publicar lo que quieras... pero después atenete a las consecuencias.

Ello ocurrió con Balbín y ello mismo también paso con De Grazia.

No hay ningún interés público en la publicación de las fotos del cadáver de la modelo ni nada que la justifique. 




No obstante la reprochable conducta del diario Crónica, lo mejor que podemos hacer es no comprarlo. Lamentablemente no me extrañaría que la edición de hoy se haya agotado.

3 de febrero de 2012

LOS PESCADOS QUE EL MAR NOS REGALÓ ESTE VERANO

Lenguados y pejerreyes

El mar es generoso. Un poco de esfuerzo, un poco de práctica y es muy fácil conseguir alimento en solo unas pocas horas.
Ya sea con cañas, más deportiva pero menos efectiva en cuanto a cantidad, o con trasmallos y redes de arrastre, menos deportiva pero más eficaz si lo que se busca es comer pescado, en mar le responde a quien le pide.

Lisas

Las imágenes que pueden ver aquí son algunos de los frutos obtenidos solo en ésta temporada desde la costa de Mar del Tuyú mediante la utilización de trasmallos y redes de arrastre.
Los primeros son tres redes superpuestas, presentando las dos externas espacios mas grandes y la interna mas fina, por lo que el pez una vez dentro, se enreda entre las mallas y ya no puede salir. Generalmente se colocan de manera perpendicular a la costa con un fierro en cada extremo cuando la marea esta baja, se deja toda la noche mientras la marea sube (incluso a veces puede llegar a cubrir toda la red) y se lo va a buscar cuando la marea baja. Una línea de boyas en la parte superior y de plomos en la inferior garantiza que las mallas permanezcan bien estiradas.





Por supuesto cada tanto el mar se cobra un precio. Es habitual perder el trasmallo si alguno de los fierros, o ambos, se caen producto de una mala colocación o de un cambio en las condiciones climáticas. Se puede calcular la marea, pero en pocas horas puede surgir una feroz sudestada que tire todo al demonio.
Asimismo, para recordarnos que vivimos en Argentina, es común que los trasmallos sean sustraídos por algún "amigo de lo ajeno", aprovechando la circunstancia de que aquél deba ser dejado toda la noche y no siempre bajo la vigilancia de alguien.
Además, si bien a veces la pesca es fantástica, hay días en que se saca poco y otros en los que no se saca absolutamente nada. Hay que tener paciencia y seguir intentando. 

Se coloca cuando la marea esta baja y luego se espera a que crezca

También suele suceder que en el trasmallo quede depositada toda la basura que arrojó la gente al mar (lamentablemente la gente es muy sucia), por lo que otra cosa que puede suceder es que la red se caiga producto del peso de toda la basura acumulada (se sorprenderían de las cosas insólitas que han salido con las redes).
Finalmente hay que decir que desenredar a los pescados es todo un arte que requiere la mayor de la paciencias.



Pez sable

La red de arrastre también tiene una línea de boyas en la parte superior y de plomos en la inferior, pero a diferencia del trasmallo ésta no se clava, tiene solo una malla y en la parte central tiene una especie de bolsa a la cual van a parar los peces. Esta última tiene que ser lo suficientemente grande como para que los peces no puedan salir. Otra diferencia es que no se clava y requiere que dos personas hagan pasadas de aproximadamente cien metros, perpendicular a la costa y preferentemente a favor de la marea, luego salir, recoger los frutos y volver a entrar (así sucesivamente hasta que se cansen, se aburran, tengan frío, etc.).
Es preferible hacer las pasadas en horario nocturno por dos razones. La primera es que de noche se pesca mejor y la segunda es que casi no hay gente en la playa (gente que generalmente se acerca a joder cada vez que se termina cada pasada).
El largo de la red varía según el gusto de cada uno, pero no conviene que sea demasiado corta (por supuesto cuando mas larga, mas plomos tiene, por lo que arrastra mas arena al salir, en definitiva será más pesada).
No hace falta meterse muy adentro para pasarla (de hecho meterse mucho es incómodo e incluso peligroso), sino más bien hay que tratar de encontrar esos pequeños pozos que suelen formarse a pocos metros de la playa (para no colar arena y porque allí se juntan los peces).

Pejerreyes y Cornalitos


En definitiva en éste país se muere de hambre el que quiere. Con solo un poco de inversión y un mínimo esfuerzo, podes pasar todo el verano comiendo pescado fresco, de gran calidad y sabor. Pescados por los cuales en cualquier pescadería o restaurante hay que pagar un alto precio, nos esperan en el mar simplemente a que los tomemos y completamente gratis.

Lisa a la parrilla, un manjar

Pejerreyes fritos, otro gran manjar


GRACIAS A DIOS POR HABER BENDECIDO A ESTE PAÍS CON TANTA RIQUEZA!!!!
(lamentablemente no siempre aprovechada)



26 de enero de 2012

FÚTBOL PASIÓN DE MULTITUDES

La Cámara Civil desestimó una demanda por daños y perjuicios contra el secretario de un juzgado que denunció penalmente a la secretaria privada de otro juez que autorizó al custodio del magistrado a retirar un equipo de audio para escuchar un partido de fútbol. Para los camaristas, el empleado judicial obró bien al “custodiar los expedientes que estuvieren a su cargo”.



La sala J de la Cámara Civil, integrada por Beatriz Verón, Zulema Wilde y Marta del Rosario Mattera, confirmó un fallo en el que se desestimó una demanda por daños y perjuicios contra el secretario de un juzgado correccional que había sido realizada por la secretaria privada de un juez.
Se trata de la causa “Braidot Silvia Ines c/ Baric Juan Jose s/Daños y perjuicios” que es consecuencia de otra causa penal. Es que el demandado civilmente denunció penalmente a la actora por los delitos de hurto y violación de domicilio. Delitos por los cuales la mujer fue sobreseída en aquella instancia.
Los hechos comenzaron en diciembre del 2003 cuando Baric, por entonces secretario del juzgado Correccional N° 12 a cargo de Raúl García, denunció penalmente a Braidot ya que cuando se encontraba de turno de Habeas Corpus en el juzgado se percató de que faltaba un aparato de audio. Aparato que había sido secuestrado en el marco de una causa que se tramita en la secretaría.
Luego, el custodio del juez de apellido Martínez, que también se encontraba en el edificio de guardia, ingresó a donde estaba el secretario y devolvió el aparato faltante explicando que la secretaria privada “le había dado la llave para que sacara el aparato y así, poder escuchar un partido de fútbol”. El secretario denunció tanto a la secretaria como al custodio en sede penal pero ambos fueron sobreseídos.
Por ello la secretaria demandó penalmente al secretario del juzgado en busca de una reparación “por los daños que le produjo la acusación calumniosa del demandado”. Pero los camaristas sostuvieron su acuerdo con lo decidido en primera instancia ya que “no puede desprenderse dolo o culpa grave del funcionario denunciante”.
Según consignan en la causa la “acusación calumniosa” consiste en “la falsa imputación de un delito que pone en movimiento una acción judicial, ya sea por querella o simple denuncia”. Y añaden: “Los requisitos de esta figura son la imputación de un delito de acción pública, que se formule la correspondiente denuncia ante autoridad pública -policial o judicial- y la falsedad del acto denunciado, pudiendo hablarse de denuncia calumniosa o falsa denuncia cuando, además, el proceso iniciado por la denuncia ha terminado por absolución o sobreseimiento”.
No obstante, para los magistrados la actitud del secretario se enmarca en la normativa contenida en la ley 1893 en la que se hace mención de las obligaciones de los secretarios entre las que se destaca que este debe “custodiar los expedientes y documentos que estuvieren a su cargo, siendo directamente responsables de su pérdida o deterioro”.
Por eso para los jueces “pesaba sobre él la responsabilidad que la norma aludida le imponía” lo que “admite consecuentemente, justificar las actuaciones reprochadas por la actora”. Es por ello que deciden confirmar el fallo de primera instancia y rechazan la demanda por daños y perjuicios.
Aunque dejan sentado lo expresado en la actuación administrativa que recomendó al personal del juzgado a que “en lo sucesivo se proceda a la correcta reserva de los efectos secuestrados en el marco de las causas que allí tramitan, los que de ningún modo podrán ser utilizados”.

Fuente Diario Judicial




-----------------------------------------------------------------------------------------

A continuación el fallo completo...




BRAIDOT SILVIA INES c/ BARIC JUAN JOSE s/DAÑOS Y PERJUICIOS. Juzgado N° 22.-Expte. N° 91.243/05.-

Buenos Aires, a los         22                días del mes de noviembre de 2011, reunidas las Señoras Jueces de la Sala “J” de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil de la Capital Federal, a fin de pronunciarse en los autos caratulados: BRAIDOT SILVIA INES c/ BARIC JUAN JOSE s/DAÑOS Y PERJUICIOS.


La Dra. Beatriz A. Verón dijo:

         La sentencia de grado (fs.447/452) rechaza la demanda interpuesta por Silvia Inés Braidot contra Juan José Baric. Con costas.
         Contra este decisorio se alza sólo la actora, quien expresa agravios a fs. 472/479, los cuales fueron contestados por la demandada a fs. 482/485.
         El consentimiento de auto de fs.486, admite abocarme al tratamiento de la presente causa.
         1.- Silvia Inés Braidot, en el escrito postulatorio (fs. 62/69) y en  la ampliación (fs.96/103 vta.) reclama la reparación de los daños que le produjo la acusación calumniosa del demandado, Juan José Baric.
         Así, sostiene que el 17 de diciembre de 2003, el Dr. Baric, titular de la Secretaría nº77 del Juzgado Correccional nº12, efectuó una denuncia imputándole los delitos de hurto y violación de domicilio, de los cuales fue sobreseída.
         Como se ha adelantado, la sentencia en crisis rechaza la demanda.
         La actora, sustancialmente, reprocha que el a quo no haya evaluado la totalidad de los hechos, ni la prueba rendida, y el apartarse de la normativa imperante. Alude, a la causa penal y al sumario administrativo, de cuyos contenidos, referiré más adelante.
2.- Advierto, que seguiré a nuestro máximo Tribunal, en cuanto a que los jueces no están obligados a analizar todas y cada una de las argumentaciones de las partes, sino tan solo las que sean conducentes y posean relevancia para decidir el caso (CSJN, Fallos. 258:304, 262:222, 265:301, 272:225, 274:113, 305:537, 307:1121, entre otros y remarcado por destacada doctrina: Fassi, S.-Yáñez, C. “Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, Comentado, Anotado y Concordado”, t.1, pág. 825; Fenochietto, C.-Arazi, R. “Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, Comentado y Anotado” T.1, pág. 620). Por ello, solo repararé, en las alegaciones conducentes para decidir este conflicto.
         Asimismo, en sentido análogo, tampoco es deber del juzgador ponderar todas las pruebas agregadas, sino aquellas que estime apropiadas para resolver el caso (CSJN, Fallos:274:113; 278:271; 291:390, entre otros), razón por la cual me inclinaré por las que produzcan mayor convicción, en concordancia con los demás elementos de mérito de la causa.
         3.- Ahora bien, el art. 1089 del Código Civil brinda una amplia protección al honor disponiendo que "si el delito fuere de calumnia o de injuria de cualquier especie, el ofendido sólo tendrá derecho a exigir una indemnización pecuniaria, si probase que por la calumnia o injuria le resultó algún daño efectivo o cesación de ganancia apreciable en dinero, siempre que el delincuente no probare la verdad de la imputación". A través de esta disposición, se brinda una tutela más amplia al ataque contra el honor que la que emerge de los supuestos tipificados por el Código Penal, toda vez que mientras éste requiere que exista animus injuriandi; es decir, la intención deliberada de ofender para que se consume el tipo delictivo, en materia de responsabilidad civil la conducta culposa o aun riesgosa -que desacredita o deshonra- genera obligación de indemnizar (cfr. CNCiv., Sala L, en autos "Cancela, Omar J. c/ Artear S. A. y otros.", del 28/10/1994, LL 1995—C-293, DJ 1995—2-285).
Es sabido que el honor constituye la valoración integral de la persona, tanto en sus proyecciones individuales como sociales (cfr. CNCiv., sala E, in re " F., B. c/ Club Gimnasia y Esgrima", del 15/05/1996, LA LEY, 1996—E, 523, con nota de Jorge Bustamante Alsina – DJ, 1997—1-385). En este sentido, se trata de un derecho personalísimo sobre la integridad espiritual con duplicidad de aspectos; pudiendo afirmarse que su faz objetiva toma en cuenta a la reputación del sujeto; esto es, el concepto o la valoración que el resto de la sociedad tiene de él, mientras que el honor en su aspecto subjetivo se identifica con la autoestima; vale decir, la imagen que el propio sujeto tiene de sí mismo.
La lesión al derecho al honor, por otro lado, puede efectivizarse tanto a través de la calumnia, cuanto de la injuria. La primera de las figuras implica la falsa atribución de un delito, mientras que la injuria se configura mediante cualquier tipo de desacreditación o deshonra (cfr. SCJ de Mendoza, Sala II, in re "C., B. y otros c/ P., L. A. y otros", del 29/11/1995). Sucede así que esta última es comprensiva de todo acto que implique una ofensa o desmedro personal, económico o disciplinario para la contraparte (cfr. SCBA, en autos "Machado, Jorge V. c/ Sesti, Francisco", del 20/03/1979). Asimismo, tan amplia es la protección que en al ámbito del derecho privado se otorga al honor, que la señalada norma jurídica (vgr. art. 1089 del Código Civil) sanciona la calumnia o injuria de cualquier especie. Con ello, como acertadamente apunta Vázquez Ferreyra (ver su comentario al art. 1089 del Cód. Civil en "Código Civil y normas complementarias. Análisis doctrinario y jurisprudencial", Bueres (dir), Highton (coord.), Ed. Hammurabi, T. 3-A, págs. 277 y sgtes.), se quiere hacer mención a la injuria o calumnia tanto directa como indirecta, quedando también comprendidas -a su vez- las formas explícitas e implícitas de estas figuras (ver mi voto in re “R., F. D. c. R., M. S.”, del 25/10/2006, LLonline CNCiv. Sala “B”. expte. nº578.146/ “P, D.J. c/S, G.M. s/daños y perjuicios del 31/8/2011).
4.- La “acusación calumniosa” consiste en la falsa imputación de un delito que pone en movimiento una acción judicial, ya sea por querella o simple denuncia. Los requisitos de esta figura son la imputación de un delito de acción pública, que se formule la correspondiente denuncia ante autoridad pública -policial o judicial- y la falsedad del acto denunciado, pudiendo hablarse de denuncia calumniosa o falsa denuncia cuando, además, el proceso iniciado por la denuncia ha terminado por absolución o sobreseimiento (conf CNCiv, esta sala, 20/2/2008,  Expte. Nº 43.272/2001 “Calandrino, Alberto c/ Llanos, María D. s/ Daños y perjuicios.”; ídem 5/11/2011 “Neuhaus, Ariel y otro c/ Boehringer Ingelheim S.A. s/ Daños y Perjuicios” entre muchos otros).
Sobre este punto la doctrina se halla dividida. En efecto, para una parte de ella la acusación es calumniosa si el sujeto actúa “con conocimiento de la falsedad de la imputación”, es decir, sabiendo que el imputado era inocente, siendo menester aquí entonces el “dolo” configurativo del delito civil (art. 1072 C.C.).
 Para la otra corriente no resulta necesario que se haya actuado con conocimiento de la falsedad y con intención de dañar, basta que el autor de la denuncia o querella haya procedido con culpa o negligencia al efectuar la imputación; es decir, se genera un supuesto de cuasidelito civil, "hecho ilícito que no es delito” según el Código Civil (Conf CNCiv, esta sala, 20/2/2008,  Expte. Nº 43.272/2001 “Calandrino, Alberto c/Llanos, María D. s/daños y perjuicios” ídem, Sala D, 10/11/97, expte. N° 16.928/95 “Obregon, Pedro c/ Sandler, N. s/ Daños y Perjuicios”).
Es que el art. 1090 no puede interpretarse como enervante del principio general conforme al cual todo aquel que por su culpa o negligencia causa un daño a otro está obligado a su reparación (art. 1109 CC) (Kemelmajer de Carlucci, Aída, Código Civil Comentado, Belluscio – Zannoni, t. V, pág. 259; CNCIV. Sala “F”.expte. nº107.646/2005.”B, J.A. c/G., H.R. y otros s/daños y perjuicios” del 11/7/2011; de allí que se sostenga que en nuestro sistema de responsabilidad civil basta la culpabilidad en sentido lato, esto es, comprensiva del dolo y la culpa, e incluso que el art. 1090 debe aplicarse también a los cuasidelitos (Zavala de González, Matilde, “Resarcimiento de daños, Daños a las personas (integridad espiritual y social” T.2 C, ed. Hammurabi, pág. 409).
Ello así, por cuanto en los ilícitos que afectan el honor, el factor de atribución (imputatio iuris) debe ser necesariamente subjetivo, fundado exclusivamente en el dolo o la culpa, puesto que no existe base normativa para una imputación objetiva al acusador (Conf CNCiv, esta sala, 15/7/2010, Expte. Nº 72.250/2002 “Celi, Walter Benjamín y otro c/ Salvador M. Pestelli Sociedad Anónima s/ daños y perjuicios,   Expte. Nº 76.448/2008 “Scott, Sonia Lorena c/ Guerra, Cruz Angelina s/ Daños y Perjuicios”, del 27/10/2011, con voto preopinante de mi distinguida colega Dra. Marta del Rosario Mattera, donde nos ilustra sobre las distintas postura doctrinarias y de las que hice mención ut supra).
Ahora bien, no puede soslayarse que para poder apreciar si los dichos resultan injuriosos hay que estudiar los antecedentes del hecho, lugar, ocasión, calidad y cultura, relaciones entre ofensor y ofendido, etcétera (conf. Kemelmajer de Carlucci, Aída, en su comentario al art. 1089, en "Código Civil y leyes complementarias...", dir. Belluscio, coord. Zannoni, Ed. Astrea, Buenos Aires, 1994, T. V, p. 247, y sus citas).
La culpa del denunciante o acusador quedará evidenciada cuando se advierta que se excedieron los fines en cuyo interés se ha acordado la posibilidad de acusar. Tal trasgresión se pondrá de manifiesto ante una incriminación formulada sobre bases inconsistentes, o con omisión de elementales actos de comprobación de la verdad de los hechos, o cuando la denuncia o querella se revela como un mero instrumento para denigrar o menoscabar al afectado. (Conf CNCiv, esta sala, 15/2/2011, Expte. Nº 88.484/2000 “Román Hontakly, César Adrián c/ Hechy, Marta Susana y otros s/ daños y perjuicios”).
En este sentido, calificada doctrina considera que la culpa debe ser grave en virtud de la necesidad y conveniencia de preservar el interés social en aras a la investigación y represión de los delitos penales (Kemelmajer de Carlucci, Aída, Código Civil… ob. cit., pág. cit.; CNciv. Sala “I” “S.G.M. c/Bulzomi, Carolina Valeria y otro” primer voto de la Dra. Patricia Castro,  del 14/7/2011, pub. en la LL del 4/8/2011; CNCiv. Sala “H” “G., J.L: c/S.M.S.A. s/daños y perjuicios” primer voto de la Dra. Liliana Abreut de Begher, del 19/8/2011, pub. en Gaceta de Paz del 11/10/2011), aporía que por cierto genera una evidente “tensión” entre tal necesidad social y la protección del honor de las personas (Loustaunau, Roberto, “El delito civil de acusación calumniosa”, en “Revista de Derecho Privado y Comunitario”, 2006 – 2, “Honor, imagen e intimidad”, Rubinzal Culzoni Editores, pág. 212).
Ahora bien, hubiera sido menester que se demostrara que el accionado había actuado mediando dolo o, al menos, una grave negligencia o imprudencia, circunstancias  que no se configuran -como veremos en los siguientes considerandos- en el supuesto de autos, descartando por ende, la posibilidad de responder por los daños y perjuicios reclamados.
5.- El Dr. Juan José Baric, el 17 de diciembre de 2003, presentó denuncia -sus extremos los indicaré a continuación-, radicada ante el Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción nº 30, Secretaría nº 164 y donde tramitó el expte. nº 78.243/2003 que en este momento tengo a la vista. A esta causa referiré.
         A fs. 3/4 ante el Fiscal interviniente, el denunciante expresa, que se desempeña como titular de la Secretaría nº 77, del Juzgado Correccional nº 12 a cargo del Dr. Raúl Emilio García. Continúa su relato, que el domingo 14 de diciembre, debido a estar de turno de Habeas Corpus se encontraba en la sede de la Secretaría junto con el Prosecretario, Dr. Raúl Capdevila. A las 17,20 horas, notó que faltaba el aparato de audio marca Sony modelo FH-B411 -conf. fs.2-, de uno de los estantes de la Secretaría destinado a reservar efectos. Mientras se desarrollaba la conversación entre ellos, ingresa a la Secretaría el custodio Juan Martínez, suboficial de la Policía Federal, interesándose por la presencia de los nombrados, luego, se retira del lugar y regresa con el aparato en cuestión. Éste explica lo sucedido, aduciendo que contaba con la autorización de la Secretaria Privada, quien también le había entregado las llaves de la Secretaría para que pudiera ingresar. El Dr. Baric, reputa dichos procederes atípicos, carentes de su autorización y conocimiento, conforme a los términos del informe que elevara al titular del Juzgado, donde desempeña el cargo de Secretario (fs.2).
         La Fiscalía, en atención a lo dispuesto por el Juez de Instrucción, procedió a dirigir la investigación y tomar declaración testimonial a Raúl Capdevila (fs. 12/13vta.). Este testigo, hizo una exposición similar al relato efectuado (y al que hiciera en sede civil, fs. 201/202vta. de estos actuados y fs. 31/vta. del sumario admnistrativo –nº3180/04-), con algún agregado -entre otros-, que Martínez expresó, que la Secretaria Privada le había dado la llave para que sacara el aparato y así, poder escuchar un partido de fútbol, y que se encontraba, en esa oportunidad, en el edificio porque estaba de guardia durante todo el día.
         A fs. 14vta./16vta. dictamina la Sra. Fiscal. Examina, la conducta de Juan Martínez a luz del art. 255 del Código Penal, y no lo encuentra incurso en su normativa, donde el tipo objetivo de la norma está configurado, no así, el subjetivo porque “De las constancias de autos se desprende que a penas Juan Martínez tomó conocimiento de que el Dr. Baric se encontraba de turno de Habeas Corpus, esto es, que estaba laborando en la secretaría en cuestión, procedió a devolver el mentado aparato de audio, oportunidad en las que explicó que lo había retirado para escuchar el partido de fútbol””En suma, con lo expuesto, se descarta que Juan Martínez haya retirado el audio en cuestión con el ánimo de apropiación que requiere la norma en estudio, debido a que éste sólo fue extraído del lugar para ser usado en una dependencia aledaña y luego de ello, sería devuelto, tal como ocurrió”.
         Tampoco, el agente de referencia, fue considerado incurso en el delito reglado por el art. 150 del Código Penal -violación de domicilio- porque Juan Martínez no era un extraño dentro del plantel que conforma el Juzgado, sino que se trataba del custodia del Juez, motivo por el cual se entiende que posee un acceso libre a cualquiera de las dos dependencias que componen el Juzgado en lo Correccional nº12”. “En segundo lugar, dentro de la división de tareas de un Juzgado, es de práctica que las secretarias privadas tengan un libre acceso a las llaves de las secretarías y las cuales se encuentran en posesión del Juez. Ello, por cualquier infortunio que pueda presentarse”.
         Es así, que al considerar atípica la conducta de Martínez, lo traslada a Silvia Braidot, quien no puede ser partícipe de un delito que no se cometió.
         El Juez interviniente, basado en los términos del dictamen fiscal, resuelve sobreseer a Juan Martínez y Silvia Braidot, por inexistencia de delito en la causa nº 78.243/03, iniciada por denuncia de Juan José Baric (fs.18/vta.).
         Al respecto, debo recordar, que la Corte Suprema ha sentado criterio sosteniendo que la sola existencia de un fallo judicial que disponga la absolución o sobreseimiento del imputado no hace procedente, sin más, la acción de daños y perjuicios derivados de la denuncia, pues resulta indispensable que a su autor pueda imputársele dolo, culpa o negligencia (Fallos: 319: 2824; 330:2464).
         6.- En cuanto al sumario administrativo -nº 3180/04, que tengo a la vista- haré hincapié en la resolución final (fs. 70/72).
         En esas actuaciones, son relatados -entre otros- los dichos del Dr. Capdevila y del custodio Martínez, de similar tenor a los expuestos en las otras actuaciones, que permite concluir que la Sra. Silvia Braidot no ha incurrido en falta que merezca reproche administrativo.
         Analizadas, las causas cuestionadas, coincido con el juez de grado. Fueron expuestos los hechos ocurridos, y que de dichas manifestaciones no  puede desprenderse dolo o culpa grave del funcionario denunciante.
         Además, debo hacer mérito del proceder del Dr. Baric a la luz de la normativa contenida en la ley 1893. Específicamente del art. 147 que hace mención de las obligaciones que pesan sobre los Secretarios, y en cuanto a la cuestión que nos atañe, del inc.5 de la norma, que claramente indica:”Custodiar los expedientes y documentos que estuvieren a su cargo, siendo directamente responsables de su pérdida o deterioro”.
         Pese, al resultado alcanzado en la causa penal, como en el sumario administrativo, es menester destacar consideraciones coincidentes de ambas actuaciones. En cuanto a la penal, que remite a los términos del dictamen fiscal, reza: “No obstante de todo lo expuesto, esto es, que la conducta denunciada no se subsume en ninguna figura penal, lo cierto es que no se debe descartar que dicha conducta sea plausible de una sanción administrativa, motivo por el cual entiendo que debe librarse oficio a la Sala Especial de la Cámara del Crimen a los efectos de ponerlos en conocimiento de los hechos denunciados” (fs. 16, párrafo quinto).
         De similar tenor, extraigo de la actuación administrativa: “Sin perjuicio de lo expuesto, se impone recomendar al personal del Juzgado Nacional en lo Correccional nro.12, que en lo sucesivo se proceda a la correcta reserva de los efectos secuestrados en el marco de las causas que allí tramitan, los que de ningún modo podrán ser utilizados” (fs.72, párrafo tercero).
         Que el aparato musical en cuestión, fue objeto de secuestro en un proceso en trámite ante la Secretaría cuya titularidad ostentaba el Dr. Baric, no fue cuestionado. Por ello, pesaba sobre él la responsabilidad que la norma aludida le imponía, y admite consecuentemente, justificar las actuaciones reprochadas por la actora.
Por ello, propicio mantener lo decido en la instancia de grado, en cuanto a la desestimación de la demanda.
7.- En lo atinente a la imposición de las costas, propiciaré el apartamiento a lo decidido en la sentencia en crisis.
Del tenor de las declaraciones vertidas en esta sede por empleados de la Secretaría, específicamente al uso dado al aparato en cuestión (fs. 207 preg.11, fs.344), como de los términos del informe presentado por el titular del Juzgado en el cual el Dr. Baric era  Secretario (v. fs. 6/vta. del sumario administrativo), autorizan a inferir que la actora se haya creído con derecho para accionar, por ende, impongo las costas de ambas instancia en el orden causado (art. 68, 2º parte del rito).
         Por las razones expuestas, si mi voto fuera compartido, propongo:
                       1) Modificar parcialmente la sentencia recurrida, en cuanto a las costas, que se imponen en el orden causado.
                        2) Confirmar la sentencia en todo lo demás que ha sido motivo de apelación y agravios.
                         3) Costas de la Alzada en el orden causado.
Las Dras. Zulema Wilde y Marta del Rosario Mattera adhieren al voto precedente.
Con lo que terminó el acto, firmando las Señoras Vocales por ante mí que doy fe.-







///nos Aires, noviembre                                       de 2011.-
                   Y VISTOS: Lo deliberado y conclusiones establecidas en el Acuerdo precedentemente transcripto el Tribunal RESUELVE:
                   1) Modificar parcialmente la sentencia recurrida, en cuanto a las costas, que se imponen en el orden causado.
                        2) Confirmar la sentencia en todo lo demás que ha sido motivo de apelación y agravios.
                      3) Costas de la Alzada en el orden causado.
         Difiérase la regulación de los honorarios para su oportunidad.
                   Regístrese, notifíquese y devuélvase.-