6 de marzo de 2012

LOS PELIGROS DEL CIGARRILLO..... ELECTRÓNICO



Tom Holloway estaba intentando dejar de fumar por lo que recurrió al cigarrillo electrónico, con tan mala suerte que el aparato le estalló en la boca arrancándole algunos de los dientes y destrozándole la lengua, además de producirle quemaduras en la cara.

Joseph Parker, del Departamento de Bomberos de North Bay, en Florida, explicó que lo sucedido fue como “sujetar un pequeño cohete con la boca y que de pronto explote. La batería salió del tubo y comenzó a arder”.


Los investigadores dijeron que por el momento desconocen la marca del cigarrillo electrónico aunque sí señalaron que la batería del dispositivo era de litio y recargable.


El jefe de bomberos Joseph Miller afirmó que la víctima se puso en contacto con el departamento para agradecerles su ayuda y les comentó que se estaba recuperando en un hospital en Mobile, Alabama.


Thomas Kiklas, cofundador de Asociación Tobacco Vapor Electronic Cigarette,  aseguró que no conoce un caso similar al de este señor y eso que en Estados Unidos más de 2,5 millones de estadounidenses consumen cigarrillos electrónicos.





-------------------------------------------------------------------------------------------------------

¿QUE ES UN CIGARRILLO ELECTRÓNICO?

Es un dispositivo con forma de cigarrillo que emite una suerte de vapor para simular el humo de un cigarrillo convencional. Casi como si fuera un pequeño nebulizador.

Si bien sería menos tóxico que un cigarrillo convencional, no se ha demostrado aún cabalmente que sea completamente inofensivo en virtud de las sustancias que contiene ese vaporcito que genera (independientemente de lo que le sucedió al sujeto de la nota).





Que suerte que no fumo.


....



3 comentarios:

Piedra dijo...

El tabaco es malo para los pulmones y los electrónicos para los dientes... jejeje, eso les pasa por usar esas pijadas que seguro comercializa la misma empresa que vende los cigarros.

Nonito Sabebien dijo...

...y encima caro

Piedra dijo...

Si fuera barato nadie confiaría en él y no lo comprarían, somo s así de listos.